FIBA, cierra las ventanas que entra frío

Las ventanas de clasificación para el Mundial 2019 que ha situado la FIBA durante la temporada pueden suponer un gran perjuicio para selecciones con varios jugadores NBA y, probablemente, de Euroliga, pues la ausencia de ellos compromete la clasificación de estos equipos para el torneo.

Como ya conocen todos los aficionados al deporte de la canasta, la FIBA ha elaborado un nuevo sistema de clasificación para el Mundial que se disputará en China en 2019. Esto quiere decir que tendremos partidos internaciones durante la temporada, concretamente, este año, las ventanas están situadas en noviembre y febrero. Hasta ahí no está mal, el problema reside en que las fechas establecidas por la FIBA coinciden con partidos de NBA, Euroliga y Eurocup.

Tras ver esto quedaba ver la postura de estas organizaciones sobre esta novedad. Pues bien, parece que no están muy de acuerdo. La NBA ya ha anunciado que ni va a parar la competición ni va a permitir que los jugadores se marchen con su selección, por lo que todos los jugadores de la liga americana no van a estar en el clasificatorio en las ventanas que coinciden con su temporada regular.

 A su vez, la Euroliga también ha indicado que su calendario no se va a modificar, e incluso ha propuesto unas fechas alternativas para estas ventanas, las cuales han sido declinadas por la FIBA. Aquí sí hay lio. Los clubes de competiciones europeas no quieren ceder a sus jugadores mientras tengan que competir los mismos días en Euroliga o Eurocup, mientras que muchas federaciones han anunciado que van a convocar a los jugadores que juegan en Europa, entre ellas la española. Viendo la postura de federaciones y clubes, nos queda saber la de los jugadores. Según el artículo 47 de la Ley del Deporte en España, los deportistas están obligados a acudir a las convocatorias de sus selecciones nacionales, lo que significa que, en principio, van a jugar con la selección y no con el club.

Todo esto solo se traduce en malas noticias para el baloncesto, al menos en nuestro país. Primeramente, España se jugaría la clasificación para el Mundial sin 6 de los 12 jugadores que estuvieron en el Eurobasket, en caso de que solo falten los NBA, o sin el 100% de los jugadores que fueron al europeo si finalmente no acuden los jugadores de Euroliga. Sergio Scariolo tendría que hacer entonces una selección alternativa que nada tendría que ver con la habitual, con su consecuente riesgo de quedarnos fuera del Mundial 2019.

En segundo lugar, en caso de que los jugadores de Euroliga jueguen el clasificatorio, los equipos españoles que juegan en esta competición podrían perder varios jugadores durante estas ventanas, lo cual puede traducirse en graves problemas incluso para realizar una convocatoria para los partidos que coinciden con estas ventanas.

Por último, va a perder el espectáculo. Nos gusta ver a España con Pau, a Francia con Batum o a Eslovenia con Doncic, pero tampoco queremos que el Barcelona – Real Madrid de Euroliga que se jugará el 22 o 23 de febrero lo tenga que jugar Usman Garuba, que es muy bueno pero como para jugar en Euroliga lo veo precipitado, aunque con la progresión que lleva lo mismo para esa fecha… bueno, ese es otro tema.

Se ha producido, recientemente, un atisbo de esperanza para solucionar esto. La FIBA propone establecer los partidos clasificatorios los viernes, en vez de los jueves, para que la Euroliga coloque sus partidos los martes, y así tener la opción de que todos los jugadores disputen ambas competiciones.

Al fin y al cabo, a mí me da igual quien ceda, FIBA o NBA y Euroliga, pero esto lo deben arreglar antes de noviembre, que es la primera ventana, porque como aficionado al baloncesto quiero que los buenos jueguen siempre con su selección y con su club, y como español tengo la sensación de que por esas ventanas va a entrar demasiado frío y, lo mismo, nos da algo de fiebre, nos quedamos sin Mundial y a ver quién le firma el justificante a Scariolo.