Fin a la aventura del Barça en Euroliga

@FCBbasket

Llevamos semanas intentando ver el vaso medio lleno en lo que respecta a al clasificación del Barça Lassa para los cuarto de final de la Euroliga. Partido importante, victoria necesaria, último tren… eran algunos de los calificativos anunciados, pero después de la derrota de anoche se antoja imposible que este equipo pueda aspirar a llegar a esa ansiada octava plaza. Derrota por dos puntos (81-83) ante Armani Milán, una de las cenicientas de esta Euroliga.

Hacer una crónica del partido podría ser un copiar – pegar de muchos de los partidos que ha vivido el conjunto blaugrana esta temporada y que parece querer calcar el mal año que hizo bajo las órdenes de Bartzokas. Encontrar el culpable se antoja complicado ya que la culpabilidad esta vez creo que va de arriba hacia abajo y todos deben hacer autocrítica para enderezar un rumbo perdido desde hace ya demasiado tiempo.

Analizando el partido de ayer encontramos un equipo que cuando las cosas van de cara es capaz de jugar alegre, anotar con facilidad pero que desconecta en defensa consciente de que mientras los tiros entren tiene opciones de estar dentro del partido. Esto se reflejó en una ventaja de 12 puntos mediados el segundo cuarto que hacía presagiar un partido cómodo para seguir teniendo encendida la posibilidad de avanzar de ronda.

Pero lamentablemente apareció la segunda cara del equipo. Un conjunto frágil, que cuando las cosas se tuercen no es capaz de enderezar el rumbo y cualquier equipo es capaz de hacerle daño. Ayer la fragilidad la encontraron en la zona donde Guodelock y Pascolo dominaron la pista en ambos lados y con parcial de 14-22 dieron la vuelta al marcador y los nervios se apoderaron de jugadores y aficionados culés.

Podemos analizar si las últimas decisiones arbitrales fueron acertadas o no, podemos entender las quejas de Sito Alonso, pero lo que no se puede entender es que un equipo del presupuesto blaugrana, llegue a un final apretado contra un equipo que no debería hacerle sufrir y no tenga la solvencia de defender bien la última jugada (canasta de Bertrans a falta de 5 segundos) ni de anotar hasta en tres intentos en la última jugada.

Con esta derrota el Barça entierra todas sus opciones, aunque no sea de forma matemática, de estar en los cuartos de final de la Euroliga, algo que le debería ser de obligado cumplimiento y genera muchas dudas sobre un proyecto que de no tener paciencia desde la directiva, parece que volverá a ser renovado el próximo mes de junio cuando eche el telón una temporada que todo parece indicar que quedará en blanco para los de Sito Alonso.

Cierto que queda mucho, ya no a nivel de Euroliga, sino por una inminente Copa del Rey y unos futuros Playoff ACB pero mucho debe cambiar este equipo a nivel mental para afrontar con garantías una temporada donde la competición europea se va a convertir a partir de ahora en una molestia en el calendario blaugrana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies