Francis Alonso, «The Malaga Magician» que ha revolucionado Greensboro con su adiós

Su última temporada en la NCAA ha sido fantástica. Sin embargo, los títulos no han premiado su gran carrera en el baloncesto universitario.

Sin March Madness y terminando con una derrota, Francis Alonso se ha despedido definitivamente de la universidad que le ha disfrutado en los últimos años.

Nacido en Málaga en mayo del 96, se desarrolló baloncestísticamente en la cantera del Unicaja. Pero las complicaciones de compaginar la Universidad con el baloncesto le llevaron a analizar la posibilidad de cambiar su vida. Optó, como muchos otros españoles, por subirse a un avión y crecer en los Estados Unidos.

Greensboro iba a ser la Universidad donde plantar nuevas semillas de talento a la par que se formaba en Estudios de Educación Física y Gestión Deportiva. Tiene aún opciones de entrar en del Draft NBA, pero son muchos los que le quieren en Europa y en su antiguo club, el Unicaja, valorarán su fichaje a final de temporada.

Francis Alonso ha terminado con números propios del jugador franquicia que es de su Universidad. En todas sus temporadas supera los 15 puntos por encuentro y más de dos asistencias. Ha conseguido grandes logros y canastas imposibles. Hace unas semanas, sin ir más lejos, lograba hacer historia superando los 2.000 puntos.

Su despedida ha tenido que llegar, pero reflejando a la perfección su talento. Lipscomb superó al equipo de Alonso, aunque sufriendo el huracán del malagueño con 27 puntos en su último encuentro como jugador de la NCAA. Tras la marcha en las pistas tocaba hacerlo en redes, y el escolta publicó una pequeña y emocionante nota sobre esta etapa de su vida.

«No puedo creer que se haya acabado», comienza recalcando Alonso, que reconoce que no se ha despedido con victoria como quería y tras una temporada «inolvidable». Agradece a todos los que le han ayudado haber formado parte de su vida, y es que no olvidará lo que Greensboro le ha dado «como persona». «Gracias por los mejores años de mi vida», concluye.

Una carta que ha provocado un aluvión de respuestas. Los aficionados no quieren que se marche y los compañeros más de lo mismo. «Gracias por ayudar a poner al baloncesto de UNCG en el panorama nacional», «carrera legendaria» e incluso hay quien pide la retirada de su dorsal. «The Malaga Magician» se despide, aunque volverá pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies