Fuenlabrada y Valencia: dos víctimas de la jornada con explicaciones diferentes

Foto: acb.com

El equipo madrileño fue arrasado por el Barcelona en el Palau Blaugrana y sigue en su pelea por alejarse de un descenso cada vez más ajustado. El Valencia sufrió la remontada del Obradoiro en el último cuarto en la sorpresa del sábado.

Pese a que los rivales de ambos conjuntos dieron un gran nivel en sus respectivos partidos, resulta imposible no pensar en las dos explicaciones que puedan haber formado parte de ese cúmulo de errores acabado en derrotas importantes.

El golpe de última hora del Che

El técnico argentino dimitía en la mañana del sábado dejando al Fuenlabrada sin entrenador horas antes de disputar un partido de categoría ante el Barcelona. Los rumores que venían asolando al técnico parecían ser ciertos, pero el hecho de producirse todo justo antes de un encuentro podría servir de desequilibrio mental.

El Barcelona se fue de nueve en el primer cuarto y en el segundo endosó un 35-21 abrasador para las energías madrileñas. Un 106-76 final que fue la consumación de un sábado de pura crisis fuenlabreña.

La energía del Valencia se acabó por el camino

El conjunto naranja ha jugado seis partidos en poco más de dos semanas, pero lo malo no es eso, sino la distancia recorrida en trasporte para acudir a uno y otro encuentro. Un factor que su propio técnico, y sin que sirviera como excusa, reconocía como importante en la rueda de prensa previa.

Cerca de 40 horas en viajes para desplazarse de una zona a otra, contando solo en una ocasión con dos partidos en casa que les permitió no tener que hacer de nuevo las maletas. En total solo habían caído en un partido, por lo que el balance era bueno. Pese a esa racha positiva, no supieron aguantar la marcha del último cuarto del Obradoiro hasta caer, remontada incluida, por 87-94 con un gran Vasileiadis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *