Giannis, ya es tuyo

Los Bucks se proclaman campeones de la NBA 50 años después de su primer título con un histórico Antetokounmpo, MVP de la final, y decisivos Holiday y Middleton, que dejaron sin opciones a los Suns que se fueron apagando con un errático Booker y un Paul que no pudo más

Milwaukee Bucks son los campeones de la NBA. La franquicia de Wisconsin gana su segundo anillo, tras el logrado hace 50 años (1971) con Oscar Robertson y Kareem Abdul.Jabar (entonces, Lew Alcindor) al frente. Su relevo, los Khris Middleton, Jure Holiday y, por supuesto, él, Giannis Antetokounmpo. El griego se llevó el trofeo MVP Bill Russell de las finales tras cerrar la serie en su versión más arrolladora. Firmó 50 puntos, 14 rebotes y puso 5 tapones, con además un 64% de acierto y un infalible 17/19 desde el tiro libre, su cruz estos Playoffs. Tras dos temporadas de dominio y de tropiezos en postemporada, fue en esta tercera, la más irregular, en la que levantan el trofeo levantando un 2-0 en contra y con la casi increíble presencia de Anteto tras su aparatosa lesión de rodilla ante los Hawks. El encuentro arrancó de la mejor forma para los locales, con un Fiserv Forum entregado desde el inicio y ventajas de hasta 13 puntos (29 a 16 al final del primer cuarto). Reaccionaron de la mejor forma los Suns, que no estaban dispuestos a que esto fuera una fiesta. Parcial de 13 a 31 y marcador volteado justo antes del descanso. En esos momentos duros, Gianis mantuvo a los suyos con hasta 20 puntos en el siempre clave tercer cuarto y, de nuevo, un dominio claro de la pintura. Poco a poco los de Monty Williams fueron quedándose sin combustible y ya fueron siempre un pasito por detrás.

Con ventajas en torno a los 4 y 6 puntos en ese cuarto final, los Bucks aguantaron y en lo momentos finales apareció Khris Middleton. El alero no tuvo su mejor noche (17 puntos y 6/13 en tiros) pero clavó un canastón en el último minuto que ponía un +6 que iba a ser definitivo. También fue clave un día más Jrue Holiday. Pasó de los 27 puntos del otro día a los 12 de anoche, pero volvió a ser clave en el apartado defensivo, forzando pérdidas al rival (robó 4 balones) y repartiendo hasta 11 asistencias que le convierten en una pieza clave del anillo en su primer curso en Milwaukee. Los 16 puntos desde el banquillo de Bobby Portis fueron también determinantes en una rotación que apenas incluyó a 7 jugadores. El ritmo defensivo y la presencia de Giannis (tapones mediante) hicieron imposible la tarea de unos Suns comandados por los 26 puntos de Chris Paul. Devin Booker podrá rumbo a Tokio tras sus increíbles primeros Playoffs (sí, son los primeros) que no acaban de la mejor manera con apenas 19 tantos, un 0/7 en triples y un 8/22 en el tiro. En esa empresa por el oro le acompañarán Middleton y Holiday tras unas Finales históricas con la mejor de las noticias, la gente, las gradas llenas y una normalidad cada vez más cerca. En octubre, más.

Foto portada: nba.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies