Hacienda gravará un 4% tus ventas en Wallapop, eBay, Vibbo, MilAnuncios o Amazon

El Ministerio de Hacienda acaba de anunciar que las ventas online de productos de segunda mano en apps como Wallapop también tributan, a un 4% en concreto.

Hacienda, ha anunciado hoy que la ventas de productos de segunda mano realizadas por particulares en Wallapop, eBay, Vibbo, MilAnuncios, Amazon u otras plataformas online de estarán sujetas al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) en su modalidad de Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO) y deberán tributar al 4%.
 
El Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria confirman así  que los impuestos de la venta online de segunda mano son exactamente iguales a los de las ventas físicas. No hay ningún tipo de diferencia a la hora de hacer la declaración de la renta. De hecho, es más fácil seguir el rastro de una transacción online.

Hacienda ya ha solicitado información a Wallapop y otras aplicaciones

Hacienda ya se ha puesto en contacto con las principales aplicaciones y servicios para vender objetos de segunda mano. Esperan recibir los datos de transacciones realizadas por parte de sus usuarios para saber si están declarando la venta online y cómo lo están haciendo. Lo correcto es tributar al 4% con el llamado Modelo 600 en la declaración de la renta.
La cifra corresponde forma exacta al llamado Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP). No se ha inventado ninguna tasa impositiva nueva sino que se adapta la aplicación de una que ya existe al nuevo panorama digital, o quizás no tan nuevo. Hasta ahora el comercio online de artículos usados había vivido en un limbo, con la excepción hecha de aquellos que se dedican profesionalmente a ello y están obligados a darse de alta en el RETA.



¿Te pueden multar por vender en Wallapop?

Respondiendo a la pregunta que seguramente te estás haciendo, vamos a ir al grano. Hay que pagar impuestos por vender artículos de segunda mano en Internet, pero sólo si se produce un beneficio con respecto al precio que pagaste por él, es decir, si hay una plusvalía.

Las pequeñas transacciones de objetos que apenas tienen valor quedan así fuera del radar de Hacienda, al menos por ahora. Además, es difícil rastrear el comercio por Wallapop, Vibbo, eBay y otras apps de compraventa, ya que muchas de las ventas se anuncian en su aplicación pero luego se intercambian en persona.

En cualquier caso, es recomendable guardar documentos que acrediten el precio al que lo compraste y por cuánto lo has vendido, así como capturas o registros de conversaciones en los que se ha cerrado el precio.


Fuente: @ticbeat.com  Autor: Eduardo Álvarez