Historia de la jornada 3 de Euroliga, un Doncic imperial

La tercera jornada nos dejó malas noticias para el grueso de la armada española.  El pozo donde parecen haber caído Barça y Baskonia, este último obligado por Valencia y la inesperada derrota de Unicaja. El Madrid ganó y sigue invicto.

Minicrisis en el Barcelona. Los de sito Alonso han perdido el norte, juego deslavazado, sin tensión y con muy poca capacidad defensiva. Saltaron ambos equipos a la pista del Palau blaugrana y pronto se vio cuál de ellos tenía las ideas más claras. Zalgiris comenzó imprimiendo un ritmo alto que el Barça no sabía igualar. Entonces emergió la figura de Adam Hanga, que liderando a su equipo y escoltado por Seraphin y Koponen lograron acercar al equipo catalán en el marcador, aunque no sirvió para acabar por encima, pues el juego coral lituano y la dirección genial del dúo Pangos-Micic , se bastó para llevar al descanso con seis puntos de ventaja.

La segunda parte trajo a un Barça más despierto en defensa y con la clara intensión de igualar el juego rápido que presentaba Jasikevicius con su Zalgiris. Remar y remar en defensa era la constante de los de Sito Alonso, que veían como todo lo que construían atrás, lo regalaban en una serie horrible de lanzamientos exteriores. Aun así, tuvo Adrien moerman la opción de empatar el partido con un triple, pero falló y Micic, el mejor de los lituanos, anotó el suyo para alejar a los verdes en el marcador. El último acto parecía de nuevo ser el de la redención culé, un triple de Ribas despertaba al Palau, pero Zalgiris, lejos de sufrir el vértigo que supone acariciar una victoria de este calado, cerraba su aro y apretaba las lineras de pase blaugrana, coartando la libertad ofensiva de los de Sito que veían como sólo Hanga mantenía el nivel ofensivo de la primera parte, esta vez secundado por Heurtel y Moerman, aunque insuficiente para neutralizar al trio Micic-Pangos-White, que a la postre daría el triunfo a los lituanos. De nuevo Jasikevicius volvía a salir victorioso ante el Barça, esta vez dirigido por Sito Alonso.


Si al Palau le tocó ser la cruz el miércoles, el WiZink fue la cara, una cara muy reconocible, la de Luka Doncic.

Pareció que españoles e italianos pactaron no defender, porque las defensas brillaron por su ausencia. Sólo en momentos puntuales se atisbó ese nivel defensivo del que el Madrid ha hecho gala en este inicio de temporada y con eso le bastó para ganar.

Comenzó el partido de una manera loca. Por parte italiana Vladimir Micov y un Goudelock renacido, encadenaban triple tras triple y sólo Doncic parecía entonado por parte del Madrid. Sin defensas, ambos equipos anotaban con facilidad, lo que no permitía lucir en el rebote, aunque lo poco que escupían los aros se lo llevaba Armani Milán. Esa incapacidad para cerrar el rebote propio limitaba al Madrid y evitaba que pudiera adelantarse con ventaja, Gudaitis, dueño de las zonas y de nuevo Micov, seguían martilleando el aro blanco ante la resistencia de Felipe, Rudy y un Randle que dejó destellos de mucha calidad, todo ello para dar el relevo a Doncic. Empate al descanso, lo justo a tenor de lo visto.

El tercer cuarto vio los mejores minutos del Madrid en este encuentro. Una defensa agobiante que colapsaba cada ataque del equipo italiano y facilitaba la tarea del rebote defensivo permitía al Madrid correr, el sistema Laso en su máxima expresión con Campazzo, Doncic y Ayón como cabezas de lanza, logrando una ventaja cómoda para iniciar el último cuarto. Armani no se rindió y con la tripleta Goudelock, Gudaitis y Theodore  lograron meterse  en el partido a falta de dos minutos, fue entonces cuando el francés Causeur tomó el relevo anotador y junto a a un triple de Taylor, un clásico en estos finales ajustados, ampliaron una ventaja que ya no pudo ser contrarrestada por un combativo Armani Milan, manteniendo la imbatibilidad y sobreponiéndose a sus importantes bajas. Para la historia quedará el soberbio partido de Doncic con 41 de valoración, igualando la segunda mejor valoración en Euroliga del Madrid en posesión de Ayón y a tan sólo 8 créditos de Darjus Lavrinovic, que con 49 ostenta ese récord en el club desde el 2009.


En el  Mytishchi Arena moscovita recibía el Khimki al Estrella Roja, dos equipos que apuntaban alto, los rusos por su condición de invictos y los de Belgrado por lograr una victoria de mérito ante el aspirante Barcelona.  Partido igualado que se rompió en el tercer cuarto, cuando el Khimki, más centrado, logró conectar un parcial ante el que ya nada pudo hacer el Estrella Roja, que se vio impotente ante las aportaciones de Shved y James Anderson, pese a la buena aportación una vez más de Bjelica o Rochestie. El Khimki se mantiene invicto gracias a que ha sido local en sus tres partidos de Euroliga.


En Israel,  Maccabi y Olympiacos peleaban por evitar perder la condición de imbatido en la liga europea que ambos ostentaban. Pese a que los griegos se mantenían por delante gracias a esa condición defensiva tan increíble que presentan, Maccabi, que no le perdía la cara al partido gracias al trabajo ofensivo de Norris Cole y Pierre Jackson, lograba no ceder ventajas largas, manteniéndose siempre a tiro de una o dos canastas, tres como mucho. Todo llegaba igualado al último y definitivo cuarto, con un Printezis soberbio tomando el mando ante la baja, una vez más de Spanoulis. Pese a todo, un Cole acertado durante la noche, tuvo la última bola para ganar aprovechando su mejor arma: Velocidad, desborde y lanzamiento en suspensión aunque en ese cierre, Cole falló y fue Olympiacos quien salió invicto del  Menora Mivtachin Arena de Tel Aviv.




En Moscú, se presentaba Panathinaikos  para confirmar la mejoría en su juego vivida ante el Brose apenas una semana antes, aunque el reto era de los grandes, el CSKA. Un espejismo, las buenas  intenciones del equipo griego se difuminaron en cuanto Sergio Rodríguez empezó a jugar, desde el inicio marcó un ritmo infernal ante el que nada pudieron hacer los chicos de Xavi Pascual, que se desdibujaban ante el empuje moscovita. Al show del Chacho, se unió Hines y ambos jugadores, sobrepasando los veinte puntos fueron imparables para un PAO donde sólo Rivers dio la cara.


En el duelo turco, EFES resistió hasta que sus baluartes, Dunston y Simon aguantaron el ritmo de Fenerbahçe. Dos cuartos es lo que resistieron los chicos de Perasovic, insuficientes e incapaces de pelear más allá de esos primeros veinte minutos. En el tercer cuarto, los de Obradovic metieron una marcha más y con Wanamaker mandando en el campo, fundieron a sus vecinos del Anadolu. Obradovic volvió a sus rotaciones cortas y hasta cinco de los ocho jugadores que utilizó pasaron de la decena de puntos.


Buscaba Baskonia una redención ante su parroquia en la vuelta de la Euroliga al Buesa Arena.  El correoso Valencia Basket llegaba a Vitoria para afrontar el primero duelo entre equipos españoles y los de Vidorreta no decepcionaron. Los de Prigioni salieron motivados, hilvanando un baloncesto inteligente, pero que no encontraba el fruto de los puntos por culpa de los malos porcentajes en los tiros, mientras Valencia se mostraba sólido en esos compases iniciales y anotaba con asiduidad. Baskonia se mantenía en el partido pero poco a poco cedía terreno ante un Valencia al que le salía todo, Vidorreta rotaba y los jugadores de refresco subían el nivel, mientras, en frente sólo Granger  y Shengeila parecían estar lo suficientemente lúcidos en ataque para soportar el envite Taronja. Así se llegó al descanso con la mayor ventaja, once puntos que parecían insalvables en vista de la puntería de unos y otros.

Los segundos veinte minutos comenzaron ilusionantes para los locales, Prigioni modficó situaciones en los vestuarios y sus pupilos reaccionaron, parcial de 7-0 metiendo al Buesa en el partido, parecía que habría partido, pero de nuevo Valencia, acertado desde el 6.75 alargaba la ventaja gracias a Rafa Martínez y Abalde,  dejando la distancia en trece al acabar el cuarto. Y llegó el último cuarto y Baskonia, que pese a las ventajas cedidas no parecía romperse, se rompió. Un cuarto desastroso donde sólo anotó nueve puntos, donde el equipo bajó los brazos y permitió que Valencia campara a sus anchas y colocara otra victoria en su marcador, la segunda consecutiva. Esta derrota de Baskonia, la tercera en tres partidos de Euroliga ha significado la renuncia de Pablo Prigioni como entrenador, según sus propias palabras, no se siente capaz de revertir la situación, prefiere dar un paso a un lado y permitir a otro afrontar el reto.


Se cerró la jornada en Málaga donde Unicaja  pretendía hacerse fuerte. La posibilidad de sumar una nueva victoria era alta ya que llegaba el Brose Bamberg como víctima propicia. El guión que pretendía Joan Plaza no se cumplió y los alemanes salieron respondones. Buena intensidad atrás, haciendo un partido largo e incómodo para Unicaja, que nunca encontró su sitio en la cancha y con los espacios cerrados sudaba sangre para encontrar aro. Dos abajo en el primero cuarto y la sensación de que Brose no llegaba de vacaciones a Málaga. El segundo cuarto seguía el camino del primero, con los chicos de Trinchieri llevando el ritmo del partido y Unicaja pegado en el marcador, un cuarto donde comenzaría el mano a mano entre Nedovic y Ricky Hickman.

El tercer cuarto comenzó con una retahíla de triples por parte de ambos euipos, con Unicaja logrando ponerse por delante en el marcador y viéndose capaz, Brose bajaba el nivel defensivo y comenzaba a tener problemas con las faltas. Rubit y Steiger se sumaban a Hickman en la anotación, mientras Nedovic asumía el poderío anotador cajista, repartiéndose el  resto  los puntos que sobraban.  En el último cuarto se repartieron parciales, 8-0 para Brose y 5-0 para Unicaja, que no encontraba la manera de ajustar más el electrónico, Nedovic no pudo anotar y Brose logró llevarse una victoria para estrenar su casillero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies