Basket FEB 

Iraurgi, el proyecto que ilusiona al pueblo de Azpeitia

Analizamos con Aitor Zubizarreta, base del Sammic Hostelería, el buen arranque de temporada del club gipuzkoano en su primera temporada en LEB Oro.

Como curiosidad… ¿Sabían que 15 de los 18 clubes que, actualmente, militan en LEB Oro son clubes que pertenecen a capitales de provincia españolas? De todos los equipos que este año compiten en la segunda de nuestras competiciones nacionales, solo tres, por tanto, no se corresponden con esa definición. Manresa -con alrededor de 74 mil habitantes- y el Prat de Llobregat -con 63 mil- completan, junto a Azpeitia esta lista.

Esta última, Azpeitia, es el núcleo poblacional más pequeño de todos los que poseen equipo en esta competición, con unos 14 mil habitantes. Y hasta Azpeitia nos desplazamos hoy…

La pasada temporada, ascendían de LEB Plata a LEB Oro dos equipos que, a priori, no contaban con todas las papeletas para ser los mejores de la competición. Su empuje y su inquebrantable fe se sumó a un gran baloncesto, que terminó concluyendo con dos más que merecidos ascensos. Entre ellos estaba el Iraurgi o, si lo prefieren, el Sammic Hostelería. Un hecho que, sin duda, marcará un antes y un después en los 40 años de historia del club.

Tras consumar el ascenso deportivo en los despachos y confirmarse su ascenso a la LEB Oro de cara a la presente temporada, el club se presentó en sociedad como una de las “Cenicientas” de la competición, reconociendo tener el presupuesto más bajo de entre todos los equipos. Sin embargo, parece que ese cliché y esas circunstancias extradeportivas no han afectado de manera alguna al hambre del cuadro dirigido por Lolo Encinas en este arranque de temporada.



Tres victorias -una de ellas fuera de casa en el duelo de recién ascendidos ante Carrambibre Valladolid- certifican el gran arranque del Sammic Hostelería en la competición. Uno de sus nombres propios de la temporada, Aitor Zubizarreta, el cual vuelve a la que es su casa para compaginar la disciplina de LEB Oro con la de Bilbao Basket, nos confesaba que en el equipo reinaba la alegría por este buen comienzo. “No esperábamos un arranque así. Dijimos que íbamos a celebrar cada victoria como si fuera una final y así lo estamos haciendo y así estamos jugando cada partido, como si fuera el último. Hemos empezado bien, pero la LEB Oro es muy complicada y solo pensamos en poder seguir así.”

Sin embargo, el base donostiarra -¡de Azpeitia!- considera que aún es pronto para euforias y que, pase lo que pase, al equipo le queda un largo camino que recorrer.  “Nosotros siempre tendremos esa etiqueta de “Cenicienta” porque somos un pueblo de Azpeitia – Azkoitia, recién ascendidos y con gente joven que no tiene mucha experiencia en la liga. Sin embargo, hemos sacado tres victorias, una de ellas fuera, y yo creo que sí hemos ganado un poco de respeto en la liga. Lo que tenemos claro es que vamos a pelear cada partido e intentar competir.”

Con dos victorias en tres partidos, la cancha de la localidad gipuzkoana parece haberse convertido en una cancha dura para los equipos, y parte de la bendita culpa de lo que allí está sucediendo lo tienen unos aficionados conscientes de lo que supone para Azpeitia tener un equipo en LEB Oro. “La gente está muy ilusionada aquí. Tener un equipo en segunda división nacional en un pueblo de 14.00 habitantes… es muy especial. Ellos son conscientes del nivel en el que estamos, saben que será duros ganar partidos, pero estamos todos en la misma página. Queremos trabajar para celebrar cada victoria junto a ellos. Sabemos que en LEB Oro es muy difícil ganar en casa. Para eso, queremos no dejar de atraer a la afición, al pueblo, que nos apoyen cada fin de semana para hacernos fuertes aquí.” – nos contaba Aitor.

Gran parte de la ilusión de esa afición reside en el hecho de que el club haya contado para este proyecto con numerosos jugadores de la casa. Al de Aitor Zubizarreta, se unen los nombres de tres gipuzkoanos más –Gaizka Maiza, Ibón Guridi y Ander García- y completa la lista el bizkaino Iker Salazar. Ello, entre otras muchas cosas, ha ayudado a crear el buen equipo que son hoy y a lograr que la afición se involucre y se sienta incluida en el proyecto que Iraurgi ha confeccionado para estrenarse en LEB Oro. “El club siempre tiene la meta de tener jugadores de casa. Yo vuelvo después de cuatro años a casa, hay jugadores gipuzkoanos que llegaron el año pasado y han renovado, se han incorporado jugadores vascos… Eso transmite a la afición, eso de tener en la pista jugadores de casa… ¡y más si ganamos!”

Todos estos ingredientes han hecho de Sammic Hostelería un rival a batir en este arranque de temporada. Y es que, como nos contaba Aitor, este equipo ya puede ir perdiendo de veinte o de treinta que, pase lo que pase, no dejará de pelear.

 

 

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas