Opinión Daniel Martín 

Irving, Thomas, un traspaso y Doncic

La histora del ‘trade’ entre Boston Celtics y Cleveland Cavaliers está muy lejos de acabar debido a que en el traspaso, se incluyó la opción de una primera ronda del draft 2018 que ha volado a Cleveland y que podría pertenecer al madridista Luka Doncic. Con ésto, se abre un panorama diferente al que en un principio se esperaba vivir el próximo verano cuando el esloveno acuda con opciones de ser uno de los primeros elegidos en dicho draft.

Un verano movido en lo que a la NBA se refiere con muchas figuras saltando de un lado a otro. Paul George, Chris Paul o Gordon Hayward entre otros se han movido buscando ganar más, competir mejor, pero si hay un traspaso que ha marcado el verano es el que se ha realizado entre Cleveland Cavaliers y Boston Celtics. El deseado Kyrie Irving sale de la protección de “King” James para recalar en los orgullosos Celtics a cambio de Isaiah Thomas, Joe Crowder, Ante Zizic y la primera ronda del draft 2018 que Boston adquiriera allá por 2013, cuando a cambio de Garnett y Paul Pierce, recibió de Brooklyn Nets varios jugadores y los derechos a primeras rondas de los draft del 2014, 2016, 2017 y el ya mencionado Draft de 2018.

Con este panorama que ha quedado y a sabiendas de que Brooklyn vagabundea por el subsuelo clasificatorio NBA, la opción de poder elegir por parte de Cleveland entre los primeros puestos de este próximo draft es alta, con lo que la probabilidad de ver al madridista luka Doncic vestido de con el uniforme de los Cavs gana muchos enteros en el caso de que opte por volar del lado de Laso para recalar junto a Lue. El genial jugador esloveno, al que todas las previsiones americanas colocan como una de las cinco primeras elecciones del Draft, llegaría curtido por años de experiencia en el duro baloncesto europeo, jugando de forma parecida a lo que se encontrará allí y con la vitola de ser el jugador con mayor proyección llegado desde Europa en muchos tiempo.

 

Doncic, un jugador polivalente, con capacidad para hacer muchas cosas sobre una cancha de baloncesto, llegaría a la franquicia de Ohio con la incertidumbre de la continuidad o no de Lebron, del que se ha dicho que para 2018 se plantea salir de sus Cavs para buscar nuevos retos a los que enfrentarse.  Con Luka, si le eligen, podrían recomenzar, construir de nuevo una plantilla competitiva apoyados en un jugador diferente, que puede jugar desde el base al alero con iguales prestaciones, joven y preparado, un cóctel que suele triunfar más allá del atlántico, claro está, si el de Akron decide partir.

Esa opción vía draft dará a Cleveland otro jugador de futuro con unas capacidades sobresalientes, podría ser Doncic o quizás Michael Porter, el gran rival de Luka por ese número uno del draft. Sea como fuere, si Lebron optase por quedarse, que sería la otra opción, las posibilidades de Luka serían mayores, pues Porter es otro alero de condiciones similares y Luka podría completar la nómina de bases y escoltas siendo compatible con James o Isaiah Thomas y poder ver en 2019 a otro producto ACB, otro jugador formado en este país peleando por un anillo de campeón NBA.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas