Juan Trapero, el héroe escondido del Real Madrid

En toda película de acción hay héroes que se llevan la gloria en el último segundo, si tuviéramos que hacer una semejanza con la final ACB, seguramente nuestros sentidos irían a nombres propios como Carroll, Campazzo o Tavares, sin embargo, hay uno clave que está escondido.

¿Saben cuántos partidos ha disputado el Real Madrid esta temporada? Pues nada menos que 83, de ellos se ha llevado la victoria en 66 y ha caído en 17, pero, más allá de las frías cuentas, hay un elemento que ha sido clave para que el Real Madrid pueda presumir de la frescura de sus jugadores en los momentos claves del año, el preparador físico Juan Trapero.

La vida de Juan Trapero ha estado ligada al deporte por siempre, ya que, si acaso no lo saben, participó en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 en la prueba de los 100 metros lisos donde marcó un más que respetable 10”64 además de ser parte integrante del relevo 4×10. A ello se suma haber sido campeón de España en esas dos especialidades y en los 60 metros lisos.

Pues este atleta que recaló en el 2000 en el Real Madrid y que salió de allí para volver a entrar, ha trabajado con gente como Scariolo, Imbroda, Lamas, Maljkovic y Joan Plaza antes de prestar sus servicios a las órdenes de Pablo Laso, es descrito por el técnico vitoriano como un “dios” de la preparación física, algo que ha demostrado con su trayectoria y que en esta temporada ha tenido un refrendo absoluto con una plantilla que ha acabado de forma perfecta a pesar de lo cargado de los partidos, un calendario extenuante y las molestias que han sufrido varios jugadores y que les ha llevado a tener que pasar a “revisión”, siempre atentos a las indicaciones de “Trapix” como cariñosamente le llaman en la plantilla blanca.

Su trabajo va mucho más allá de la preparación física, en más de una ocasión le hemos visto haciendo técnica individual con jugadores, (solo hace falta recordar su trabajo en la recuperación de Sergio Llull, ya fuera con ese escudo con el que le “golpeaba” en los últimos días de su recuperación, o en esas carreras por la casa de campo donde siempre estaba a su vera.

Porque lo que siempre hace Juan es ser el primero en dar ejemplo, solo hay que verle en las sesiones de recuperación siendo el primero que da ejemplo, el primero que hace el ejercicio, ya sea de estiramiento, abdominales o lo que sea y el que siempre está dispuesto a que el jugador reciba de primera mano la información que necesita para que su estado sea óptimo.

Así es una de las armas claves de este Real Madrid que le ha permitido ser campeón de liga en un esfuerzo físico titánico y que tuvo su colofón en un partido jugado en el Palau donde los jugadores, aparte del cansancio, tuvieron que lidiar con un calor extremo, allí salió, sin que nadie lo viera, todo lo que Juan Trapero ha aportado a este equipo que lleva con orgullo, su segundo campeonato consecutivo de liga.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies