Knicks y Jazz igualan sus series y los Sixers se colocan 2-0

Derrick Rose lideró el triunfo para delirio del Madison, mientras la vuelta de Mitchell impulsó a los de Utah ante un Ja Morant histórico y Embiid y compañía volvieron a ser demasiado para unos Wizards que perdieron a Westbrook

Noche de segundos partidos en dos series en las que se adelantó el equipo visitantes. Knicks y Jazz pusieron el 1-1 superado a unos muy peleones Hawks y Grizzlies. En e Madison, hasta el descanso todo apuntaba a un 0-2 con la ventaja de 13 puntos con la que los de Atlanta se fue a los vestuarios (44 a a 57). Todo se volteó en el tercer cuarto, en el que los Knicks endosaron un 32 a 18. Julius Randle (15+12+4) estuvo un poco mejor que en el primer encuentro, pero volvió a fallar demasiados tiros, horas después de ser galardonado con el premio a ‘Jugador de mayor progresión’. Ahí estaban Reggie Bullock (15 puntos y 4 triples), R.J. Barrett (13) y, especialmente, Derrick Rose. El que fuera MVP se fue hasta los 26 puntos desde el banquillo con además un buen 2/3 desde la larga distancia. Acabaron fundidos los Hawks, pese a los 30 puntos de Trae Young. De’Andre Hunter y Bogdan Bogdanovic aportaron 18 tantos. aunque el serbio se desangró con un 2/13 en triples. Además, la fuerza interior de Clint Capela no pasó de los 4 puntos, pese a coger 12 rebotes y colocar 5 tapones. La serie viaja ahora a Atlanta donde los Hawks tienen la oportunidad de poner el 3-1 ante su público.

Obligados a ganar en casa estaban también los Jazz. El mejor equipo de la temporada regular se vio sorprendido por los Grizzlies y para este partido ya contó al fin con Donovan Mitchell. Desde mediados de abril sin vestirse de corto, el escolta -que estuvo a punto ya de reaparecer en el game 1– regresó con 25 puntos en 25 minutos y un 5/10 desde el triple. Los Jazz salieron muy agresivos con 36 y 38 puntos en primer y segundo cuarto que anticipaban un festival anotador en Salt Lake City. En el tercer periodo, los Grizzlies les dijeron que a esto también saben jugar ellos y con un marcador de 29 a 43 se reengancharon de nuevo. La escasa rotación (siete jugadores) de Quin Snyder acabó imponiéndose en el tramo final con, además de Mitchell, un 21+13 de Rudy Gobert esta vez sin problemas de faltas, 20 puntos y 15 asistencias de Mike Conley y los ya habituales Bojan Bogdanovic (18), Joe Ingles (14) y Jordan Clarkson (16). Un histórico Ja Morant no fue suficiente. El base destrozó con 47 puntos el récord anotador en Playoffs de un jugador de la franquicia de Memphis, en posesión hasta ayer del ahora base de los Jazz. Un base que volverá a su casa para el tercer y cuarto partido.

Los que sí cumplieron en el primer partido y ayer fueron los Sixers. Mandan 2-0 contra los Wizards. Dominio local desde el inicio, con 71 a 57 al descanso y máximas de 27 puntos. Eso permitió a Doc Rivers ampliar su rotación y no dar más de 28 minutos a ninguna de sus estrellas. Sus tres figuras respondieron, con un 22+7 de Joel Embiid, un 22+9+8 de Ben Simmons y un 19+9 de Tobias Harris. En frente, 33 puntos de Bradley Beal, que se quedó en un 1/6 en triples. Tampoco fue el día de Russell Westbrook, autor de solo 10 puntos (más 6 rebotes y 11 asistencias) con un 2/10 en tiros. Se marchó además al inicio del último cuarto por un problema en su tobillo y no regresó. La imagen fea de la noche la vimos cuando el base se marchaba y le lanzaron palomitas desde la grada, ante lo que se revolvió muy molesto. No todo iban a ser cosas buenas en la vuelta del público a las gradas.

Foto portada: nba.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies