La celebración de Obradoiro tras ganar el derbi: campo lleno tras el partido

La afición gallega ha demostrado ser una de las mejores de España. Y más en una cita fundamental, tanto en lo que respecta a resultados como a lo sentimental. El derbi de la zona acabó con los locales celebrando tras el encuentro.

El triunfo se lo llevó el Obradoiro por 75-73, con un gran Brodziansky que alcanzó los 17 puntos, 8 rebotes y 28 créditos definitivos de valoración. La gran recompensa, además de la victoria, fue el cariño de la afición.

Con toda la plantilla celebrando en una piña, las imágenes reflejan la grada llena a pesar de haber acabado el partido. Además, los gritos y ánimos de la hinchada hacían imposible escuchar a los jugadores. Un reflejo de lo que es el baloncesto, sobre todo en Galicia, como ya mostraron en la previa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *