La competitividad de Randolph y Carroll hasta el último segundo

El Real Madrid vivió ayer una fiesta en el WiZink Center poniendo el 2-0 en su casillero y quedándose a una sola victoria de entrar en la Final Four, pero habían dos jugadores que querían más y así lo dejaron patente.

A menos de 30 segundos para acabar el partido, una acción entre Mitoglou y Randolph llevó el balón fuera del campo y los colegiados dieron la posesión al equipo griego, en ese momento, Laso aprovechó para sacar al jugador americano con objeto de que se llevara la ovación del público, lo que no se podía prever es que, el bueno de Toñejo, se iba a coger el mosqueo que se pilló por la acción, hasta el punto de que, en vez de disfrutar de la victoria y de un WiZink ovacionándole, casi se lleva la técnica por sus protestas.

La otra acción nos lleva a Jaycee Carroll, el cual sufrió sendos tapones en los últimos segundos del partido, o al menos eso fue lo que indicaron los trencillas, ante ello y con el encuentro ya finalizado, el virginiano no dudó en encararse al árbitro sin parar de buscar una explicación con un claro “what, what” que se podía leer en sus labios.

Son dos formas de vivir un partido hasta el último segundo, de demostrar la competitividad hasta la extenuación, así es el Real Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *