La Copa necesita al Baskonia

Foto: acb media

Toda fiesta tiene a alguien que sobresale por encima del resto. El que después de meterse entre pecho y espalda alguna que otra copa, lleva la voz cantante y convierte el aburrimiento en diversión. El que, con ese paso al frente de valentía y marcha consigue levantar al aburrido y despertar al tímido.

En la Copa del Rey de baloncesto, como en la fiesta del pueblo, ocurre exactamente lo mismo. Solo que se sustituye al graciosillo por la afición del Baskonia y al tímido por la del resto.

Se pueden tener discrepancias. E incluso yo las tengo. Podría decir que hay sectores radicalizados -como en todas las casas-, que intentan amedrentar a la prensa por el simple hecho de informar. Son esos que insultan y hablan de sobornos para que, nosotros mismos, escribamos sobre X y sobre Y. Todos esos, ahora, deben estar pensando que este artículo es una forma de suplicar condescendencia.

Hacer leña del árbol caído sería muy fácil. Baskonia ha fracasado en esta Copa porque ni ellos ni nosotros pensábamos que dirían adiós en el primer partido. Pero, si se reconoce que han sido un pinchazo inesperado, también se debe alzar a su afición.

«La Copa necesita al Baskonia y a su gente. Igual que necesita al Real Madrid»

La Copa necesita al Baskonia y a su gente. Igual que necesita al Real Madrid y al resto de grandes clubes de España. Esa marea desplazada desde Vitoria, la misma que en algunos de sus subgrupos abucheaba a menores por el hecho de ser del Real Madrid, es la que hace de la Copa una verdadera fiesta. Es la que protagoniza batallas de gallos con los seguidores del Real Madrid cuando sus equipos ni juegan. Y eso, a mí, me gusta.

Tras su eliminación frente al Joventut, la mayoría de la grada baskonista desapareció por completo. Y entonces, el único rival de la grada del Real Madrid fue el silencio sepulcral. Eso es restarle ilusión al baloncesto y quitarle ganas al espectador. Eso es cargarse al 50% la Copa del Rey.

Ese tambor, esa trompeta y esa charanga es tan importante como que Sergio Llull juegue o que Laprovittola haga un partido histórico. Ese frente, organizado y ataviado como si de un ejército se tratara, le da otro color al pabellón.

«No me sobran las ganas de reprocharles ese odio constante hacia el Real Madrid»

No me sobran ganas de reprocharles ese odio constante, o al menos eso es lo que se advierte desde el bando merengue, hacia el Real Madrid. La obsesión innecesaria con lo que representa el club blanco. Esa idea de prepotencia del equipo de la capital hacia las vascongadas. Pero puede que sean mayores los impulsos intrínsecos que me hacen defender sin tapujos que Baskonia tiene una de las mejores aficiones de España.

Hace unas semanas analizaba los datos de espectadores del Buesa Arena en Euroliga. Habían descendido un 5% con respecto a la temporada pasada. Y eso, para mí, en el infierno de Baskonia, en el fortín de Vitoria, era una caída estrepitosa. Y se tachaba a este medio de trabajar a las órdenes del Real Madrid. Olvidaron, o directamente lo obviaron, que días antes se informaba de que el Barcelona había mejorado su audiencia media.

Sin embargo, no quiero que los reproches acaparen lo que es una opinión positiva. Espero que estos sirvan para contextualizar una visión del baloncesto. Es un regalo que Madrid sea la sede de una Copa del baloncesto, y también poder disfrutarla en primera persona. Pero ese regalo quedaría hueco sin hinchadas como las de Baskonia.

Quizás todo esto podría hacerlo otra afición cuyo equipo no ha conseguido clasificarse. Y hasta podrían hacerlo mejor. Pero hasta entonces, más vale malo conocido que bueno por conocer. Sin saber si son de los primeros o de los segundos, yo me quedo con la apuesta segura de la afición del Baskonia.

La Copa necesita al Baskonia. Y también la deportividad y la hermandad. La autocrítica y la compenetración. Pero, por encima de todo, necesita al baloncesto, que ya cada uno lo defina como quiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies