La despedida de Norel deja un emotivo recuerdo a Abós

Es de bien nacidos ser agradecidos dice el refrán y Henk Norel, que ha pasado la friolera de cinco años en el Tecnyconta Zaragoza, ha puesto fin a su relación con la capital maña con una carta de despedida en la que ha habido un bonito reconocimiento a José Luis Abós, uno de sus entrenadores.

 

Queridos maños,

Después de cinco temporadas mi tiempo en Zaragoza va a llegar a su fin. Cinco años en los que han pasado muchas cosas y en los que he aprendido mucho, en la cancha y fuera de ella.

He hechos amigos para toda la vida y tengo recuerdos inolvidables aquí. Lamento salir, pero también me ilusiona una nueva etapa en mi carrera. Zaragoza siempre será un lugar especial para mí. Mi hijo Willem nació aquí y mi hija Roos llama a Zaragoza su hogar. Por ello, siempre volveré con placer y os deseo todo lo mejor.

Personalmente siento un gran orgullo de haber jugado y representado a este club y esta ciudad durante tanto tiempo. Siempre sentí el apoyo de la afición. Y es que Zaragoza ha sido mi casa, en los buenos y en los malos momentos. Siempre me he esforzado en representar esta camiseta, a este club y a esta ciudad como sé: trabajando y dándolo todo, sin guardarme nada. Y es que vosotros, la afición, los leones, tampoco habéis escatimado en apoyo en la cancha, en mis paseos por la ciudad, en cariño y cercanía como vecinos.

También quiero dar las gracias al club, al presidente, a la gente de la oficina, a los entrenados, fisioterapeutas, médicos y compañeros de equipo. No voy a agradecer a todos en estas líneas porque entonces esto se convertitía en un libro de 80 páginas.

Pero sí me vais a permitir mencionar a una persona muy especial: José Luis Abós. Me hiciste jugar mi mejor baloncesto, gracias. Te echo de menos. Descansa en paz.

Así, hoy levanto la mirada, echo la vista atrás y veo cinco temporadas hermosas. Por todo ello, os deseo a todos, y todo lo que tenga que ver con este gran club, lo mejor para el futuro.

Muchas gracias y hasta siempre. También en el nombre de mi esposa, Geke, y de mis dos hijos maños.

Henk Norel

Foto: Basket Zaragoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies