La hermandad del campo atrás contra el enemigo blanco

Un titular de esta índole podría hacernos pensar que estamos ante el primer capítulo de la séptima temporada de Juego de Tronos, pero en realidad no es así, simplemente vamos a hablar de la “hermandad” de todas las aficiones en la Copa del Rey en la que hemos notado que tienen un denominador común y que viene alentado, también, por más de un medio, inclusive el oficial de retransmisión.

 

Hablar a estas alturas del campo atrás de Sergio Llull empieza a quedar un poco en desuso, porque hasta el propio entrenador blanco lo ha reconocido, inclusive para aquellos que ven que esa fue la única causa de la derrota del Morabanc Andorra y que, como bien ha explicado Rubén Vegas en su excelente artículo “El campo atrás de Llull”, hay que mirar mucho más allá dentro de un partido.

Sin embargo, dicha acción de juego ha sido el detonante para espolear a todos aquellos que tienen al Real Madrid entre ceja y ceja a cada competición que juega, con el objetivo de buscar aliados a su causa y no se les ha ocurrido otra cosa que buscar eco mediático a través de un cántico con una única frase, “era campo atrás”.

¿Qué no saben cómo es? No se preocupen, nosotros lo hemos conocido a través del propio David Carnicero entonándolo en plena retransmisión del FC. Barcelona – Unicaja Málaga, aunque con un leve error al cambiar el verbo, usaba “fue” en lugar de “era” y que rápidamente ha catalogado como “un cántico para la historia de esta Copa”, para seguir acompañado de este tuit de Movistar Plus en donde se ve ese “hermanamiento de aficiones” girándose a dónde se encontraba la parroquia blanca disfrutando del partido.

Ello ha supuesto suficiente caldo de cultivo para medios de comunicación nacional que no han dudado en ocupar sus espacios deportivos para dar difusión a esa noticia y en el que hemos destacado principalmente a dos, (ambos catalanes), uno de información nacional

 

y otro de información deportiva.

 

 

Evidentemente todo tiene un objetivo claro, convertir al Real Madrid en el enemigo común y crear una atmósfera irrespirable en el Buesa Arena en su próximo o próximos partidos de Copa, tanto para los jugadores como para los aficionados que osen llevar una camiseta blanca y que pobre de ellos si, por ejemplo, les enchufa la Kiss Cam, ya que tienen el tremendo delito de ser seguidores de un equipo que lleva un tiempo ganándolo casi todo y que, por supuesto, fue conseguido con “malas artes”, tal y como pasó en el partido ante Morabanc Andorra.

No tengan duda de que mañana el Buesa Arena repetirá el susodicho cántico hasta la saciedad, probablemente acompañado del mítico “así gana el Madrid” donde poco influye como vaya el marcador, todo eso lo aceptamos, lo acatamos, sonreímos y seguimos con la cabeza alta, pero por favor, luego no nos vendan este rollo con un tuit como éste, o si lo hacen, díganlo claro, no hablen de ocho aficiones hermanadas y digan más bien: Siete contra una.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *