La historia de la ‘pulguita’ Pablo Laso

El técnico del Real Madrid creció en Vitoria, donde comenzó lo que ha resultado ser una carrera de leyenda. Su etapa como jugador fue muy provechosa, pero está siendo en los banquillos donde más está logrando hacer historia. Los que más le conocen, como es el caso de Xabier Añua, cuentan los detalles jamás desvelados sobre el técnico merengue en un reportaje de El Confidencial.

Laso se crió entre baloncesto. Su padre trabajaba como entrenador, su relación con Añua era muy fuerte y por la casa en la que estaban pasaba gente del tamaño profesional como Aíto García Reneses. “Pablo era un niño, el balón era casi tan grande como él, y en los entrenamientos de su padre y en los partidos andaba jugando detrás del banquillo y de la mesa de anotadores, botando. Era como una ‘pulguita”, cuenta el exentrenador Añua.

Pablo Laso estudió en Estados Unidos. Allí se formó y regresó a España con una disciplina y valores deportivos diferentes. Algo que llegó a Añua a pedir su fichaje e incorporarle a los entrenamientos junto a otro joven. Sin embargo, sería el actual técnico del Real Madrid quien se ganara la confianza del entrenador. “Era como una ‘pulguita’ con una habilidad extraordinaria. Tenía una visión de juego muy buena. Siendo un niño, ya me decía: ‘Javi, esto por qué no lo hacemos así'”, recuerda.

Para Añua, Pablo Laso es como Aíto García Reneses, un técnico que siempre está creando y que no se conforma. García Reneses con gestos más austeros y Laso mucho más expresivo. Ambos forman parte de la historia del baloncesto nacional.

1 Comentario en “La historia de la ‘pulguita’ Pablo Laso

  1. E igual de genial es su hijo Aksel, en las categorías inferiores del Real Madrid… ¡ya es mejor que su padre a su edad!
    Viva Laso y la madre que le parió… que nos dure muchos años en el RMBaloncesto, por favor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *