La historia de superación de Thompkins: el papel de su padre y la importancia del ’33’

Trey Thompkins es uno de los jugadores del Real Madrid más introvertido. Alejado de los medios de comunicación, con ocasionales apariciones en redes sociales y con una sonrisa que simplemente se le ve en la pista.

Llegó al equipo blanco avalado por Pablo Laso y Alberto Herreros y, pese a las dudas que muchos sembraron sobre su potencial, ha acabado convirtiéndose en el mejor tirador de la ACB rozando el 54% de acierto en lo que va de temporada. Es por ello que el jugador ha desvelado algunas cuestiones hasta el momento desconocidas.

La historia de Thompkins, el triple y el baloncesto comienza principalmente con su padre. Pese a que en su familia siempre ha reinado el deporte del balón naranja, Thompkins ha sido el que ha roto los moldes.

“Mi padre jugaba al baloncesto cuando era pequeño, no era muy bueno lanzando, o sea que quiso asegurarse de que yo lo fuera. Cuando era pequeño no llegaba a la canasta, pero según iba creciendo sí”.

Importante también es su dorsal, un número que para Trey es “familiar”. “Para mí, el número tres es un número familiar, Mi abuelo llevaba el 33, mi padre, mis tios, mis primos. Me sentí orgulloso de llevar el ’33′”, explica.

Su explosión, sin compañeros, hubiera sido imposible: “Es fácil jugar con pasadores como Sergi o el Facu. También con tiradores como Rudy…”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies