La Hoja del Lunes. Henk Norel sobresale ante los demás

Ya sólo quedan cinco equipos invictos en la Liga Endesa. La más grata sorpresa es la de Montakit Fuenlabrada, pero el gran protagonista de este inicio de temporada es Henk Norel, el pívot de Gipzukoa Basket.

Cada temporada “descubrimos” la esencia de algún jugador que acaba recalando en uno de los equipos grandes de la Liga. Hemos visto en esas tesituras a Tibor Pleiss, Justin Doellman, Dejan Musli, Giorgi Shermadini… Este año parece que el gran protagonista será Norel, exjugador de Tecnyconta Zaragoza, ahora en las filas de Gipuzkoa Basket. El mejor jugador del campeonato en lo poco que llevamos.

No es que sea el único jugador que destaque, para nada. Ayer destacó Granger en la derrota de Baskonia, también están haciendo buenos números gente como Causeur, Vezenkov o Randolph, pero ninguno como el del equipo donostiarra. Este fin de semana han ganado su segundo partido y son sextos en la tabla. Su víctima fue Movistar Estudiantes, que sólo pudo ver cómo Norel les arrollaba con 16 puntos y 13 rebotes. A los equipos más pequeños, un jugador así les viene como anillo al dedo para poder aspirar a dar la sorpresa y meterse primero en Copa y luego en playoff.

Como decía, sólo quedan cinco equipos que suman todos sus partidos por victoria: Real Madrid, Barcelona Lassa, Herbalife Gran Canaria, Valencia Basket y Montakit Fuenlabrada. Los cuatro primeros, si hubiéramos hecho una clasificación hipotética antes de empezar, habrían aparecido en esos puestos junto a Baskonia en la quiniela de todos o casi todos, pero Fuenlabrada no, y eso es una gran noticia. Su tercera víctima ha sido Unicaja, donde Shermadini no acaba de arrancar.

Baskonia ha jugado ya dos de sus tres partidos contra equipos complicados, Barça y Gran Canaria, y en ambos casos ha salido derrotado, lo cual no es buena noticia. Evidentemente, sin ganar a los mejores puedes clasificar para la fase final, pero tus aspiraciones bajan mucho. Ayer, Granger dio el do de pecho con 28 puntos y cuatro asistencias (32 de valoración). Se le sumó Shengelia con 21 puntos y 25 de valoración, pero el resto no alcanzó ni los 10 puntos en esta última estadística. Enfrente tenía a un equipo que no ha querido comenzar como el año pasado y ha dado un paso adelante para decir “aquí estoy yo”, con Albert Oliver y Eulis Báez en los mejores momentos de su carrera.

Madrid y Barça ganaron en casa a Tecnyconta Zaragoza y San Pablo Burgos. En el Madrid, que es líder, Doncic está mejorando su juego pero no ha hecho aún unos numerazos como para ser el mejor del equipo. Ese puesto lo están ocupando Causeur y Randolph, que ha dado un salto de calidad muy significativo. El Barça, por su parte, sigue sin contar con Tomic pero suma, suma y suma con Thomas Heurtel, Pau Ribas, Adam Hanga, Vezenkov, Oriola… Parece que con Sito Alonso, el club azulgrana está recuperando su esencia.

Sin victorias

El casillero de victorias aún no lo han estrenado seis equipos: Divina Joventut, Movistar Estudiantes (estos tienen dos partidos jugados), MoraBanc Andorra, Tecnyconta Zaragoza, Real Betis Energía Plus y San Pablo Burgos. Los tres primeros lograrán victorias más pronto que tarde, pero para Zaragoza, Betis y San Pablo va a ser más complicado. Por lo pronto, el equipo burgalés recibirá a Movistar Estudiantes la próxima jornada, el Betis visitará a Unicaja y Zaragoza viajará a Bilbao. Encuentros complicados para sumar, pero todo es posible, claro.

Siempre he pensado que hasta las seis o siete primeras jornadas no se puede averiguar qué equipos permanecerán en la zona baja de la tabla de manera continuada. Y aún con esas es complicado. Hace dos años, Obradoiro rozó jugar la Copa y tuvo un pinchazo de varias derrotas consecutivas que le llevaron a luchar por la permanencia, pero no es algo típico. Si llegas a las cinco victorias en siete partidos, es complicado caer en picado. Sólo queda esperar e ir disfrutando poco a poco de cada jornada que vaya viniendo. Por lo pronto, el domingo podemos ver un Valencia Basket-Real Madrid y un Montakit Fuenlabrada-Baskonia. Veremos quién empieza a mandar aquí.