La intrahistoria del traspaso de Porzingis a los Mavs en 20h: ¿Y ahora qué?

En apenas 20h el jugador saludó a los Mavs en NY, rajó del equipo y se marcha a Dallas

Es difícil recopilar las últimas 20h en la vida de Kristaps Porzingis, y lo que no sabemos. Lo cierto es que el conocer todos estos detalles da más sentido a la bomba final, el traspaso del letón a los Dallas Mavericks.

Todo comenzó en la noche de ayer. Los Mavs visitaban el Madison Square Garden y barrían de la pista a los Knicks 114-90, lo que suponía que los de NY pasaban a ser el farolillo rojo de la NBA y con su balance 10-40 marcaban el récord de peor registro de su historia tras 50 partidos. El famoso tanking era ya más que un hecho.

En ese partido estuvo Kristaps Porzingis, vestido de calle, pues sigue recuperándose de una larga lesión. Saludó a sus hasta ayer rivales, especialmente a los europeos Doncic (esloveno) y Nowitzki (alemán), con los que tiene gran relación personal, sobre todo con Dirk del que ha aprendido movimientos por entrenar juntos en verano.

Hasta ahí, dentro de lo que cabe, normal. La locura vino al día siguiente cuando aparecía públicamente una rajada de Porzingis en la que presuntamente había preguntado al equipo sobre su rol y había mostrado su disgusto por el futuro de la franquicia y su situación perdedora. Él quería jugar para ganar. Posiblemente esto habría sucedido para que él tomara la decisión de si volver a jugar esta temporada o ya dar el año por perdido y descansar, como ha pasado antes con Melo Anthony, por ejemplo.

Pero apenas unos minutos de leer noticias sobre esto, casi al instante, saltaba la bomba. Kristaps se marcha a los Mavs en un traspaso que sirve para aceptar contratos expiring o terminales y así hacer más evidente el tanking de los Knicks. El traspaso finalmente queda (rondas de draft aparte):

A Mavs: Kristaps Porzingis (expiring restringido), Tim Hardaway Jr., Courtney Lee, Trey Burke
A Knicks: DeAndre Jordan (expiring), Wes Matthews (expiring), Dennis Smith Jr

Para los Knicks, ganan que podrán reconstruir, pues dejan espacio salarial para asumir dos contratos “máximos” este verano, además de posicionarse bien en el draft de Junio. Los Mavs, que se quitan dos contratos a 5 meses de caducar, reciben jugadores para luchar por Playoffs este año y poder mantenerlos, especialmente a Porzingis (23 años), del que se espera tome una decisión en verano y sea la de seguir en Dallas. Para eso tendrán que convencerle los pesos pesados de la plantilla, entre ellos un Dirk Nowitzki que podría hacer su último servicio a la franquicia de su vida dejando paso a su sucesor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *