La mujer da un paso adelante mientras Europa sigue sin convencer

Becky Hammon sigue creciendo como representante de la mujer en el baloncesto

Un año más nos quedaremos sin vivir el hito histórico de ver a una mujer ocupando el cargo de entrenadora principal de la NBA. Tampoco vamos a ver cumplido el sueño de tener a un entrenador europeo en los banquillos de la mejor liga del mundo dirigiendo como cabeza principal a una franquicia. Aún así, este curso hemos estado más cerca que nunca de ambos objetivos y se ha dado un paso hacia conseguirlo en un futuro próximo.

Becky Hammon, a sus 41 años, es todo un ejemplo de profesionalidad y éxito en el baloncesto, especialmente para un género femenino para el que sigue existiendo una desigualdad palpable en el mundo del baloncesto. Su carrera ha sido brillante, con 16 años de experiencia WNBA como jugadora, en New York Liberty y San Antonio Stars, siendo en este último equipo donde se convertiría en la primera mujer con dorsal retirado en la WNBA. Tras ello, se hizo entrenadora y se unió al cuerpo técnico de los San Antonio Spurs de Gregg Popovich como asistente del entrenador a tiempo completo, puesto que ha ocupado desde entonces y para el que fue pionera entre las féminas. Ya en 2015, dirigió al equipo como primera entrenadora en la liga de verano, y consiguió el campeonato. En 2016, formó parte del cuerpo técnico del All-Star Game de la NBA, y en 2017 tuvo una entrevista con los Bucks para ser entrenadora del equipo, pero finalmente no fue elegida. Este 2018, ha vuelto a salir en las quinielas de varias franquicias pero, ocupadas ya todas las vacantes, tendremos que seguir esperando. Eso sí, los Spurs la han ascendido a asistente principal de San Antonio Spurs tras la salida de James Borrego hacia el banquillo de los Hornets, por lo que el hito de verla dirigiendo un banquillo está cada día más cerca.

David Blatt abrió la puerta para la llegada de un entrenador Europeo a la NBA

Y si ella no lo ha conseguido, todavía, tampoco lo han hecho los entrenadores europeos. Considerando a europeo como aquel que ha nacido en Europa, y no a quien ha entrenado en Europa (David Blatt), seguimos esperando porque esto ocurra. El que más cerca ha estado de lograrlo ha sido Ettore Messina, también asistente de los Spurs de Popovich, quien sí que ha dirigido ya algún partido puntual en ausencia de Gregg, siendo pionero en ese aspecto, pero todavía no ha conseguido ser entrenador jefe por contrato. Poco a poco se van acercando también este perfil de entrenadores, ejemplos hemos visto en Sarunas Jasikevicius, quien plantó a los Raptors y su vacante de ayudante de Nurse para seguir como coach de Zalguiris.

Sea como fuere, lo cierto es que ambos sueños están cada año más cerca y pronto veremos como alguno, o los dos, se terminan convirtiendo en realidad. Mientras tanto, les recordamos quiénes han ocupado las 8 vacantes a entrenador principal de las franquicias que han cambiado de entrenador ese 2018:

Atlanta: Lloyd Pierce

Charlotte: James Borrego

Detroit: Dwane Casey

Memphis: J.B. Bickerstaff

Milwaukee: Mike Budenholzer

New York: David Fizdale

Orlando: Steve Clifford

Phoenix: Igor Kokoskov

Toronto: Nick Nurse

Foto: @NBAcom