La NBA 2017-2018 pone el punto y final con los premios de temporada

James Harden se lleva el MVP y Ben Simmons el ROY como premios más destacados

No se acaba la temporada en la NBA hasta que no se anuncian los premios del año, esto es así. Y aunque las finales de la NBA acabaron 4-0 hace más de dos semanas, no fue hasta anoche cuando supimos quiénes se llevaban los principales galardones en este novedoso formato por medio de ceremonia que se instauró ya el curso pasado. Repasamos los ganadores y sus números:

A pesar de ser realmente su segundo año en la liga, tras un primer año en blanco, Ben Simmons contabiliza como rookie y así ha logrado llevarse el premio al mejor novato del año. Sus 12 triple-dobles, segunda mejor marca de la historia, en unos Sixers que pasaron, gracias a él y Embiid sobre todo, de no estar en Playoffs en 2017 a ser 3º en 2018, han sido determinantes para su elección.


Ya no solo fue la mejoría de los Pacers respecto a 2016-2017, sino la de su base Victor Oladipo, flamante campeón del premio a jugador más mejorado. Sus números esta campaña han sido los mejores de su carrera, tanto en puntos (23.1), rebotes (5.2), asistencias (4.3), porcentaje de tiro (48%) e incluso robos (2.4), faceta en la que ha sido el líder de la liga. Su traspaso el pasado verano desde OKC a Indiana a cambio de Paul George ha sido positivo a la postre para los Pacers.

Su regreso de lesión cambió completamente al equipo, y es que los Jazz fueron mucho más fuertes en defensa y por tanto mucho mejores cuando Gobert volvía a las pistas allá por Enero, hasta el punto de acabar como mejor defensa de la liga y 2º mejor equipo de la NBA desde el 19 de Enero. Se une así al gigante Mark Eaton (2.24 m) como los únicos Jazz con este galardón, a pesar de haber jugado solo 56 partidos, el que menos de la historia de este premio.

Por segunda vez en su carrera (2014-15 con Raptors), Lou Williams (LAC) se lleva el premio a mejor sexto hombre. No fue fácil, pues uno de sus rivales era Eric Gordon, de los líderes Houston Rockets. Sus 6 partidos de más de 35 puntos este curso, igualando el récord de la liga, y sus 22.6 PPG son datos que le avalan. Se queda así solo por detrás de Jamal Crawford (3) en el palmarés de este galardón.

Y el premio más curioso de la noche fue para Dwane Casey, ex entrenador de los Raptors. Sí, como leen, ganador del mejor entrenador del año y despedido de su cargo. Ahora en los Pistons, Casey llevó a los de Toronto a la mejor temporada de su historia (59-22) y a acabar por primera vez como líderes de conferencia. Sin embargo, su 0-4 en segunda ronda ante los Cavs le costó el puesto. Es la 4º vez que ocurre algo así en la historia de la NBA, aunque no siempre por despido.

Y el más esperado de todos, aunque sin sorpresas. James Harden este año sí se llevó el MVP de la temporada y cerró el círculo del aquel BIG3 de OKC con Durant, Westbrook, Harden, ahora todos ellos MVPs del año. Es el tercer Rocket que lo logra tras Moses Malone (x2) y Hakeem Olajuwon, y el 4º jugador que promedia al menos 30 PPG en un equipo de al menos 65 victorias, además del 2º que cuenta en sus vitrinas con MVP y mejor sexto hombre (2011-2012). Sus Rockets (65-17) batieron la mejor marca de su historia y se quedaron a las puertas de las finales NBA. Uno de sus mayores hitos ha sido el de firmar el primer triple-doble de 60 puntos de la historia NBA. Sus medias han sido dominantes, 30.4 PPG, 5.4 RPG, 8.8 APG, 1.8 SPG, 0.7 BPG, además de unos porcentajes de tiro de 44.9-36.7-85.8.

También hubo algunos premios menos llamativos mediáticamente, pero igual o más importantes que estos:

Kevin Durant (premio comunitario), Jamal Crawford (mejor compañero), Kemba Walker (premio a la deportividad), Oscar Robertson (premio de honor), Amir Johnson (premio al esfuerzo), Daryl Morey (ejecutivo del año), Dikembe Mutombo (premio Sager Strong humanitario) o Russell Westbrook (mejor estilo vistiendo)

Y les dejamos con las mejores jugadas de la temporada, que también tuvieron su reconocimiento.

Foto: @NBA

ANÚNCIATE EN PLANETACB