La NBA ha vuelto

Regresó la acción tras casi cinco meses y lo hizo con el triunfo de los Jazz sobre los Pelicans por  un ajustado 106 a 104 con Zion aún tocado, después LeBron y sus Lakers ganaron el derbi angelino en otro final apretado (103-101)  a unos Clippers en los que Leonard y George no fueron suficientes

 

El pasado 11 de marzo se paró todo tras el positivo de Rudy Gobert y tras más de cuatro meses la mejor liga del mundo ha regresado. Lo ha hecho metida en una burbuja, en Orlando, en Disney World y repleta de reivindicaciones sociales en la pista y en las camisetas. El derbi de Los Angeles fue el plato fuerte de la jornada y se lo llevaron los Lakers por un ajustado 103 a 101, que dejan el balance del año en 2-2 (ganaron también el 8 de marzo y los Clippers se llevaron los duelos de la jornada inaugural y del día de Navidad). LeBron James acarició el triple-doble (16+11+7) y fue clave en el ajustado final pese a su 6/19 en el tiro. Anthony Davis (34+8+4) estuvo más acertado y el recién llegado J.R. Smith apenas jugó 7 minutos.

En los visitantes -la cancha estaba adornada de púrpura y oro- destacaron Kawhi Leonard y Paul George con 28 y 30 puntos, respectivamente. El equipo de Doc Rivers ha estado falto de efectivos desde que arrancó la concentración en Orlando. Ayer recuperaron a Patrick Beverley, Landry Shamet e Ivica Zubac (aunque jugaron poco) pero siguen sin contar sin la pareja estrella de reservas Montrezl Harrell y Lou Williams. Uno, todavía ausente de la burbuja por un asunto familiar y el base sancionado diez partidos por saltarse la cuarentena. Con todo esto, los Clippers pelearon el partido hasta el final -incluso tuvieron ventajas cercanas a los diez puntos mediado el tercer cuarto-. LeBron anotó la canasta definitiva que puso el 103 a 101 final y George erró el que hubiera sido triple ganador.

En el partido que abrió la jornada, Utah Jazz se impuso a los Pelicans con una remontada en el último cuarto (27 a 17 para un marcador final de 106 a 104). Zion Williamson (13 puntos) finalmente saltó a la pista aunque con minutos limitados. Brandon Ingram, Jrue Holiday y J.J. Redick fueron los mejores, pero no bastaron ante unos Jazz en los que hasta seis jugadores rebasaron la decena de puntos. Tres además superaron los veinte, Donovan Mitchell, Mike Conley y el inspirado Jordan Clarkson (23). Gobert firmó un 14+12 y fue el autor curiosamente de la primera canasta del encuentro y del regreso de la competición. Tenía que ser él. La precipitación en especial de Ingram (que falló el tiro que les hubiera dado el triunfo) y Lonzo Ball acabó condenando a unos Pelicans que siguen muy lejos de la octava plaza que da acceso a los Playoffs.

Foto portada: NBA.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies