La NBA llora la muerte de Kobe Bryant en la jornada más difícil de jugar

Las canchas se llenaron de improvisados homenajes en unos partidos que para muchos debieron suspenderse y en los que vimos, entre otras cosas, a Damian Lillard meter 50 puntos o a Trae Young 45

 

The show must go on. La NBA optó por disputar los ocho partidos del día tras el accidente que causó la muerte de Kobe Bryant y su hija Gianna. Minutos de silencio y primeras posesiones sin jugar en todos los encuentros, además de rostros desencajados en muchos jugadores y entrenadores. Los primeros en saltar a la pista fueron Nuggets y Rockets en un duelo ganado por los locales con un triple-doble de Nikola Jokic 24+12+11. Casi a la vez se inicio el Spurs-Raptors, que se lo llevaron los actuales campeones con 35 puntos de Paskal Siakam.

El Hawks-Wizards que ayer debería haber sido una fiesta porque Vince Carter cumplió 43 años, nos dejó a Trae Young saltando a la pista con el dorsal 8 en su camiseta. El propio Carter no aguantó la emoción en el minuto de silencio. El duelo fue para los de casa con 45 puntos y 14 asistencias de joven base que poco celebró.

El derbi de la Gran Manzana tiñó el Madison Square Garden de oro y púrpura y tuvo la baja de Kyrie Irving por motivos personales nada más conocerse la trágica noticia. El encuentro se lo llevaron los Knicks con un 22+15 firmado por el ex compañero de Bryant en los Lakers, Julius Randle.

Los Angeles Clippers disputaron su partido en Orlando con más de lo mismo: rostros serios y lágrimas del técnico Doc Rivers en las declaraciones previas. Ganaron los angelinos con un 31+14+7 de Kawhi Leonard que suma ya ocho encuentros seguidos rebasando la treintena, pero ayer había poco que celebrar. Lo mismo que en el Pelicans-Celtics en el que vimos la primera victoria NBA de Zion Williamson, autor de un 21+11.

Memphis superó en casa a los Suns de un apagado Ricky Rubio (5+5+3) con gran actuación de su trío de jóvenes: Ja Morant (23), Dillon Brooks (20) y Jaren Jackson (20) frente a unos estériles 36 tantos de Devin Booker. Y la jornada acabó con el triunfo de Portland en casa ante Indiana con 50 puntazos de Damian Lillard (además de 8 rebotes, 13 asistencias y un 8/12 en triples) que superaron al triple-doble de Domantas Sabonis (27+14+11) en una noche en la que todo esto poco importó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies