La necesaria vuelta de Jaycee Carroll al esquema del Real Madrid

Desde que Jaycee Carroll se lesionó con el Real Madrid, el conjunto blanco ha echado mucho de menos a una de sus principales opciones ofensivas y no solo por sus triples.

El 30 de diciembre fue el primer partido que se perdió Jaycee Carroll con el Real Madrid, el rival era Baskonia y, desde entonces se ha perdido cuatro encuentros de ACB (Baskonia, Estudiantes, Zaragoza y Manresa) y cuatro de Euroliga (Maccabi, Gran Canaria, Olympiacos y Buducnost), en total ocho partidos en 25 días.

Aunque los resultados no han sido malos, solo una derrota en ACB y una en Euroliga, las sensaciones que ha dejado el equipo no han sido todo lo buenas que se podían esperar, porque, mucho más allá de lo que pueda generar en su juego Jaycee Carroll con sus triples tras los bloqueos indirectos en momentos claves o el desgaste para el que le suele usar Laso cuando le encarga la defensa de la estrella rival, el Real Madrid pierde un elemento básico, la atención que genera.



Cuando Carroll salta a la cancha, sabe que la manera que tiene de defenderlo difiere mucho de cualquier otro tirador del Real Madrid, más acostumbrados a generarse el tiro por sí solo (por ejemplo Rudy Fernández), con Jaycee obliga a un esfuerzo extra con esos eternos carretones de lado a lado, saber leer los bloqueos indirectos sabiendo que jamás puedes pasar por tercero y, para mayor abundamiento, que las ayudas sean excesivamente largas por si se le ocurre ocupar esquinas. Todo ello genera que se abran muchos huecos en la defensa que son aprovechados por cualquiera de sus otros cuatro compañeros y que, en la mayoría de las veces, desemboca en una canasta fácil.

El propio Carroll ha confesado que  “Me siento muy bien y con muchas ganas para el partido contra el Efes”, aunque tampoco nos engañemos, él mismo es consciente de que “Pierdes un poco el ritmo de competición pero llevo varios días entrenando con todo el equipo”.

A Jaycee Carroll le han vuelto a elegir como el mejor tirador de Euroliga los General Managers, pero no solo por esa sensación de verle con el balón en las manos y generar esa seguridad en el público de que va a meter la canasta, va mucho más allá, es que su estilo de juego es capaz de dar opciones a cualquiera de sus compañeros, algo nada fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies