La previa de Playoffs NBA en el Oeste: más salvaje que nunca

La conferencia Oeste ya conoce su lado del cuadro de enfrentamientos en los playoffs. Una temporada más salvaje que nunca con franquicias a un gran nivel que hacen peligrar la dinastía de Golden State Warriors.

Terminó la regular season de la NBA. La Conferencia Oeste, que ha visto como su hermana del Este le recortaba ventaja en espectacularidad, ha vivido una de sus temporadas más salvajes de los últimos años. con sorpresas y decepciones. En la temporada en la que podría acabar la dinastía implantada por los Golden State Warrios, varias franquicias han reclamado protagonismo. Así ha quedado el cuadro.

Golden State Warriors (1º) – Los Angeles Clippers (8º)

Duelo entre dos dinámicas diferentes de franquicias, con plantillas y estilos totalmente contrapuestos. Aunque no haya sido el mejor año de Golden State Warrios, siguen siendo favoritos por encima de unos Los Angeles Clippers a los que nadie ponía en el mapa de los playoffs y que han logrado la machada sobreponiéndose a no tener estrellas y a la pérdida de su líder, Tobias Harris.

Foto: nba.com

El cara a cara: 3-1 favorable a los Golden State Warrios. Aunque el primer duelo de la temporada, disputado en el Staples Center, cayese del lado de Los Angeles Clippers por 121 – 116, sería un espejismo de lo sucedido a lo largo de la temporada. Tres victorias consecutivas de la franquicia de Oakland, que tomó Los Angeles en su siguiente visita poe 94-112 y ganó los dos partidos en el Oracle Arena, 129 – 127 y 131 – 104.

La enfermería: Golden State Warrios cuenta con cinco bajas, aunque cuatro de ellas volverán para el inicio de playoffs. Draymond Green tiene molestias en la rodilla, Shaun Livingston y DeMarcus Cousins son baja por descanso, y Stephen Curry tiene molestias en el pie. Sólo Damian Jones estará apartado más tiempo, hasta el 1 de mayo, por una lesión en el pectoral. Por su parte, Los Angeles Clippers, llega con toda la plantilla impoluta sin lesiones y con un Lou Williams descansado.

El líder: Stephen Curry está en una de sus mejores temporadas. Promediando 27.3 puntos con un porcentaje de triples de un 44%, si no fuese por las sensacionales actuaciones de Giannis Antetokounmpo y James Harden, seguramente se llevaría el galardón al MVP. Su mano ha vuelto a calibrarse con el triple, y junto con su quinteto All-Star, volverá a gobernar el barco. Por su parte, en Los Angeles Clippers más corales de los últimos años, en el que el grupo ha sido superior a actuaciones individuales, sólo podría ponerse un escaño por encima del resto a un Lou Williams brillante que, con mucha seguridad, se llevará el galardón al mejor Sexto hombre.

Las claves: A priori, poco que hacer por parte de Los Angeles Clippers. Golden State Warriors ha podido descansar a sus estrellas, ha recuperado a buen nivel a DeMarcus Cousins, y son superiores sobre el papel. Las opciones del equipo de Doc Rivers pasan por hacer daño con las rotaciones de la franquicia de Oakland, cuyo banquillo es de menor calidad. Además, choques de estilos: juego exterior contra potencia y decisión de cara al aro. Bonita, pero, seguramente, corta eliminatoria.

Denver Nuggets (2º) – San Antonio Spurs (7º)

Duelo entre dos franquicias con sensaciones distintas, y que han cambiado sus roles en comparación a los últimos años. Denver Nuggets viene de firmar una de sus mejores temporadas en la NBA, con un juego coral basado en un Nikola Jokic estelar. Por su parte, San Antonio Spurs, que está renaciendo de las cenizas de la marcha del trío formado por Tim Duncan, Toni Parker y Manu Ginobili, se ha colado en los playoffs contra todo pronóstico.

El cara a cara: Empate 2-2 en los partidos disputados entre ambos equipos, en los cuáles no han conquistado la casa del rival y se han impuesto en la suya propia. En el Pepsi Center, Denver Nuggets se ha impuesto 102 – 99 y 113 – 85, siendo esta última la victoria más holgada de una de las dos franquicias en duelo directo. En el AT&T Center, San Antonio Spurs se impuso en los dos duelos, 111 – 103 y 104 – 103 en dos partidos muy igualados.

La enfermería:  Denver Nuggets cuenta con todos sus efectivos disponibles, a excepción de un Michael Porter Jr. que está a la espera de su debut en la NBA tras la lesión grave que sufrió como rookie y que estaría a disposición de Michael Malone una vez comiencen los playoffs. Por su parte, San Antonio Spus no contará con Dante Cunningham hasta el día de inicio de los playoffs por enfermedad, ni con Dejounte Murray, este de larga duración, por una lesión de rodilla, y no se le espera hasta el 1 de junio.

El líder: Dos líderes indiscutibles en ambas franquicias. Mientras en Denver Nuggets la batuta la ha llevado un Nikola Jokic que sonaba en la carrera por el MVP, en San Antonio Spurs el peso del equipo ha caído sobre un DeMar DeRozan sobre el que se esperaba hacer olvidar a Kawhi Leonard. El serbio ha promediado esta temporada 20.1 puntos, 10.8 rebotes y 7.3 asistencias, mientras que el escolta se ha movido en 21.1 puntos, 6.0 rebotes y 6.2 asistencias. Ojo también a LaMarcus Aldridge, que viene de hacer una de sus mejores regular season como jugador.

Las claves: Aunque las posiciones les separen mucho en la tabla, la eliminatoria está mucho más igualada de lo que parece. Denver Nuggets está un paso por encima de San Antonio Spurs, con el hándicap de la dificultad de defender a un jugador como Nikola Jokic y la amplia rotación de banquillo con minutos de calidad. La franquicia de Texas deberá agarrarse al juego en equipo y a la experiencia en playoffs de Gregg Popovich, aunque sin prodigarse demasiado en el lanzamiento de tres puntos, algo que le ha funcionado hasta hora, podría suponer un problema.

Portland Trail Blazers (3º) – Oklahoma City Thunder (6º)

Grandísimo año, una vez más, de unos Portland Trail Blazers que se han colado en la parte alta de la Conferencia Oeste sin hacer ruido y con su dupla Damian Lillard – CJ McCollum liderando el proyecto. En contraposición, Oklahoma City Thunder, que arrancó muy bien la regular season, pero que acabó hundiéndose y cargando de minutos a su dueto particular, Russell Westbrook – Paul George.

El cara a cara: Pinta negro para Portland Trail Blazers en los duelos directos. 4-0 a favor de Oklahoma City Thunder, que ganó los dos partidos en el Moda Center 109-111 y 121-129, además de los dos en el Chesapeake Energy Arena, por 123-114 y 120-111. Empresa complicada la que tiene entre manos el equipo de Terry Stotts.

La enfermería: Portland Trail Blazers no contará con uno de los jugadores más importantes de la plantilla y que ha sido un referente en el equipo. Jusuf Nurkic se rompió en la parte baja de la pierna, y no se espera su vuelta hasta el 1 de septiembre. Por su parte, Oklahoma City Thunder tiene la duda de Paul George para el primer partido por unas molestias en el hombro, y Andre Roberson no aparecerá hasta el 10 de junio por su lesión en la rótula.

El líder: La posición de base eclipsará los focos de la eliminatoria. Russell Westbrook vs Damian Lillard. La potencia y el físico contra la elegancia y el tiro lejano. Un duelo digno de ver entre el jugador de Oklahoma City Thunder, que ha vuelto a promediar un triple-doble en la regular season (22.9 puntos, 11.1 rebotes y 10.7 asistencias), y el de Portland Trail Blazers, que sigue confirmándose como una de las estrellas de la NBA, a pesar de que no haga ruido y se le llegue a infravalorar. Ojo también al duelo entre CJ McCollum y Paul George como escuderos, que serán determinantes.

Las claves: Equilibrada eliminatoria. Aunque Portland Trail Blazers se reforzara muy bien con la llegada de Enes Kanter y haya rodeado a sus estrellas de jugadores más defensivos y sistemáticos, no se pueden confiar ante Oklahoma City Thunder. El músculo que imprime siempre la franquicia de Oklahoma puede decantar la balanza a su favor, con uno tono físico muy alto y defensas al límite, dejando la creatividad en ataque para Russell Westbrook y Paul George. El favoritismo cae hacia la franquicia de Oregon, pero no pueden relajarse.

Houston Rockets (4º) – Utah Jazz (5º)

Una cuarta posición sabe muy poco, aunque se haya certificado en el último partido, para unos Houston Rockets que han ido de menos a más a lo largo de la regular season. Y más aún cuando el equipo tiene a uno de los aspirantes al MVP, James Harden, y que se ha hartado de romper récords. Por su parte, el trabajo de Utah Jazz ha vuelto a ser magnífico. Con Donovan Mitchell menos resolutivo que la pasada temporada, de nuevo el núcleo duro del equipo basado, sobre todo, en la defensa liderada por un imperial Rudy Gobert, coloca a la franquicia de XX en quinta posición.

Foto: nba.com

El cara a cara: Tablas en los enfrentamientos directos entre ambas plantillas. 2-2 y robándose cada uno una victoria de casa ajena. En el Toyota Center se llevó el primer partido Utah Jazz 89-100, mientras que sería Houston Rockets quien se llevara el segundo 102-97. En el Vivint Smart Home Arena, mismo orden de victorias, primero 118-91 para los locales y 98-125 para los visitantes. Intensa eliminatoria la que viene.

La enfermería: Houston Rockets puede tocar madera con las lesiones, ya que no llega con ningún jugador tocado, aunque sí con mucha carga de minutos. Por su parte, Utah Jazz sí tiene problemas para preocuparse. Cinco jugadores han estado fuera por lesiones leves sumadas al conveniente resposo: Rudy Gobert y Raul Neto por problemas en la pierna, Donovan Mitchell y su espalda, Kyle Korver y sus rodillas, y Ricky Rubio y unos problemas en el cuádriceps. Sólo es lesión de larga duración la de Dante Exum, que no reaparecería hasta el 1 de junio por una lesión de rodilla.

El líder: Si dices Houston Rockets, dices James Harden. Más de la mitad del equipo es el escolta, cuyos promedios de la regular season han sido 36.1 puntos, 6.6 rebotes y 7.5 asistencias, además de los innumerables récords destrozados que le han elevado a la altura de Wilt Chamberlain. Un arma ofensiva perfecta. Enfrente, con Donovan Mitchell como líder, el núcleo duro de Utah Jazz, la defensa. Aunque el escolta es la pieza angular del equipo dirigido por Quin Snyder, todo se basa en la defensa y el colectivo.

Las claves: Sin lugar a dudas, los partidos en casa. Utah Jazz es otro equipo cuando juega fuera de Salt Lake City, y cuando es local, es verdaderamente difícil ganar en el XX. Sobre el papel son muy favoritos los Houston Rockets, llamados a competir la final de la NBA a Golden State Warriors, pero necesitarán emplearse a fondo y sacar la mejor versión de su big three formado por James Harden, Chris Paul y Clint Capela, un trío que dominó la temporada pasada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies