La selección masculina BSR con paso firme ante Polonia

La selección española masculina derrotó este viernes a Polonia por 59-70 y logró su segunda victoria en el Campeonato de Europa de Baloncesto en Silla de Ruedas, en una muestra de que el equipo de José Artacho y Miguel Vaquero debe tirar de oficio en una competición a la que no renuncia a llegar más lejos que nunca en 47 años de historia del torneo continental.

 

El Pabellón Polideportivo El Galeón de Adeje (Tenerife) rugió con los ánimos y el bombo atronador de un grupo de aficionados españoles que no cesaron de apoyar a España hasta llevarles al triunfo ante Polonia, probablemente el rival más complicado de la fase de liguilla del Europeo.

Aunque España lideró el marcador, no fue un partido fácil porque los polacos se colocaron a cuatro puntos cuando quedaban siete minutos para el bocinazo final, pero los jugadores anfitriones tiraron de oficio para ampliar la ventaja hasta un máximo de 15 tantos a dos minutos de la conclusión.

La clave del encuentro estuvo en el primer cuarto, cuando los españoles comenzaron más centrados en la defensa y Alejandro Zarzuela martilleaba el aro polaco desde la pintura. La ventaja de ese periodo (10-20) resultó determinante para jugar con el marcador a favor durante el resto del partido.

En el segundo cuarto, España frenaba a los hombres altos de Polonia, como Bandura, Luszysnki y Mosler. Balcerowski y Macek se libraban de los marcajes y sostenían a los polacos. Al descanso, la diferencia se amplió ligeramente (25-39).

“PARTIDO DE DESGASTE”

Tras el intermedio, siguió la intensidad, todos parecían autómatas en sus labores. España dificultaba los ataques polacos con defensas presionantes que asfixiaban a los rivales, mientras Asier García sumaba desde el exterior para sortear la cerradas defensas de Polonia.

Con 44-54, el último cuarto arrancó con suspense. Luszynski, jugador-seleccionador de Polonia, recortó la desventaja hasta cuatro puntos, pero la defensa polaca comenzaba a flaquear y Amadou Diallo, Alejandro Zarzuela y Pablo Zarzuela aprovechaban para certificar la victoria española por 59-70.

De esta forma, España mantiene su imbatibilidad en los últimos enfrentamientos europeos contra Polonia, a la que ya derrotó en Worcester 2015 (82-81 en la prórroga y 56-47), Fráncfort 2013 (45-63) y Nazaret 2011 (47-64 y 71-65 en el partido por la medalla de bronce). La última derrota hay que encontrarla en el Europeo de Adana 2009 (68-83).

En España destacaron Alejandro Zarzuela (21 puntos y 7 rebotes), Asier García (19 puntos y 6 asistencias) y Pablo Zarzuela (8 puntos y 6 rebotes), al igual que Balcerowski (18 puntos) y Luszynski (12 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias) en Polonia.

Al concluir el partido, Asier García declaró que el encuentro fue “muy complicado”. “Sabíamos que Polonia nos iba a poner las cosas difíciles. Están acostumbrados a trabajar los 40 minutos sobre las presiones que les hacen los equipos”.

Capitán de la selección española, García comentó que lo fundamental es que fue “un partido de desgaste”. “Poco a poco los hemos ido desgastando mentalmente cambiando las defensas con presiones y líneas fuertes, y han acabado muy cansados. Al final nos hemos llevado el partido, que era lo importante”, apuntó.

POLONIA 59 (10+15+19+15)
Mosler (9), Bandura (8) Pietrzyk (4), Luszynski (12) y Balcerowski (18) –cinco inicial– Tylak (2), Kozaryna, Macek (6), Labedzki, Cyrul y Bonio.

ESPAÑA 70 (20+19+15+16)
Stix, Alejandro Zarzuela (21), Diallo (6), Mouriz (3) y García (19) –cinco inicial– Pablo Zarzuela (8), Lara, Ruiz (7), Romero y Mena (6).

Fuente: FEDDF

Foto: El objetivo de Abraham