La travesía en el desierto de Carlos Alocén y la comparación del propio Laso

Carlos Alocén está viviendo un curso acelerado de formación en el Real Madrid, sobre todo tras la marcha de Facu Campazzo y eso es algo que ya le pasó en su día al propio entrenador del Real Madrid.

Era algo cantado cuando se produjo la marcha de Facundo Campazzo del conjunto blanco y la inexistencia del fichaje de otro base para el equipo, todas las miradas fueron dirigidas a quienes tenían que cubrir ese complicado puesto, en este caso, Nicolás Laprovittola, Sergio Llull y el recién llegado Carlos Alocén.

La llegada del maño al Real Madrid, junto a la de Alberto Abalde, era una apuesta clara de futuro para seguir configurando un equipo de baloncesto que se identificara con jugadores de calidad contrastada sin importar su nacionalidad, pero manteniendo también una base sólida de nacionales como lo prueba el hecho de los nombrados aparte de un jugador de cantera como es Usman Garuba.

Por eso mismo, es innegable que pedirle responsabilidades muy altas a Carlos Alocén no es de recibo por ahora, no obstante, la exigencia de un club como el Real Madrid hace que los focos se magnifiquen al máximo y tus actuaciones sean examinadas con lupa, hasta el más mínimo fallo y, por todo ello, quisimos preguntar a Laso cómo estaba viendo la temporada del jugador, un tanto irregular a efectos estadísticos y el coach nos habló hasta de su propia experiencia como jugador:

«En esta temporada se está dando la circunstancia de que a Garuba le estamos dando más responsabilidad de la que debería tener y alguien podría decirme, ‘pues no le pongas tanto’ pero es necesario para el equipo y se hace sin olvidar el crecimiento que tiene que tener el jugador. Algo parecido pasa con Abalde, es un jugador que ya se ha acoplado a los sistemas.«

«Respecto a Alocén, es el caso más difícil ya que viene a una posición complicada, tiene que conocer muy bien a sus compañeros y los sistemas y es algo que ya me pasó a mí cuando vine al Real Madrid desde Vitoria«.

«Lo que a mí me gustaría de Carlos es que no se emocione cuando las cosas le salgan bien, ni se venga abajo cuando vayan mal, porque aquí lo importante es que yo estoy muy contento con ellos y no tengo ninguna queja.»

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies