La tremenda bronca de Perasovic a sus jugadores en un tiempo muerto, desde otro ángulo

Acostumbrados a ver los tiempos muertos más surrealistas en primera persona, desde las cámaras de televisión, impresiona cuando a un entrenador se le puede notar perfectamente el enfado desde lejos.

En uno de los momentos en los que Perasovic ha parado el partido ante el Real Madrid, los gestos y movimientos bruscos del técnico baskonista dejaban ver su enorme enfado. Así lo repitió durante varios tiempos muertos, llegando en algunos de ellos a escucharse los gritos desde la tribuna de prensa.

La estupefacción y silencio absoluto de sus jugadores lo dice todo. Que Perasovic acabara el tiempo muerto antes de tiempo, cuando lo normal suele ser todo lo contrario, también marca esa intensidad que imprime el entrenador cuando las cosas no salen como él quiere.

Unas quejas que posteriormente certificaría y explicaría en rueda de prensa, donde reconoció los errores que cometió su equipo en el tramo final.