La última genialidad de Moncho Fernández en un tiempo muerto: la unión de un vestuario

El entrenador del Obradoiro logró un complicado triunfo ante el Valencia Basket en la Fontenta que les sirve para alejarse aún más del descenso e incluso poder soñar con entrar en playoff.

Gran parte de responsabilidad tiene Moncho Fernández, un técnico que siempre deja imágenes icónicas y que repitió con ese partido ante el Valencia. En uno de los tiempos muertos que pidió, Moncho se quedó completamente callado para que sus jugadores debatieran.

Tras darles el testigo, el entrenador comenzó a explicar la jugada que el propio vestuario había acordado realizar. Todo en menos de un minuto y con un resultado que todos ya conocen.