La vergonzosa agresión a un árbitro en la liga belga acaba con una sanción ejemplar

La liga belga ha sido protagonista de las últimas jornadas por las lamentables imágenes que se vieron en el encuentro del Oostende, donde uno de sus jugadores agredió a uno de los árbitros tras señalar una falta.

Elias Lasisi, que además es internacional, se digirió hacia el árbitro que había señalado la infracción. Pese a que parecía una queja airada, Lasisi pasó la línea y golpeó al colegiado dejándolo completamente tendido en el parqué. Un golpe de un jugador de 1,92 que ya ha tenido consecuencias.

Estará nueve meses sin poder jugar y deberá pagar una multa de 2.500 euros por un «contacto físico voluntario» con el colegiado Van den Broeck, tal y como informa Chema de Lucas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *