La visita de un señor llamado Xabi Alonso

El ex-jugador del Real Madrid y actual técnico del Infantil A en la cantera blanca, fue una de las visitas ilustres que tuvo el WiZink Center en el día de hoy, pero más allá del nombre ilustre, dejó un poso de amabilidad y saber estar con la afición que es digno de destacar.

No, Xabi Alonso no llegó con el partido ya comenzado como suelen hacer muchos VIP’s que vienen al Palacio, iba disimuladamente vestido con una gorra y gafas de sol que, salvo que pasaras muy cerca, era difícil reconocerlo mientras caminaba en compañía de su familia, prestos y dispuestos a ocupar una de las primeras filas que tiene el WiZink Center, justamente detrás del banquillo visitante, pudiendo contemplar con visión privilegiada como Peñarroya abroncaba a los suyos debido al mal partido que estaban jugando, todo ello antes de hacerse el selfie de rigor.

El problema para el centrocampista campeón de Europa fue cuando tuvo que salir un momento con su hija y no llevaba nada que le impidiera ser reconocido, en ese momento, coincidiendo con un tiempo muerto del partido, el revuelo fue mayúsculo allá por donde pasaba. Los más atrevidos le pedían fotos, autógrafos, mientras muchos detrás aplaudían por donde iba pasando y, todo ello, sin un mal gesto, sin no pararse con nadie, sin dar muestras de desagrado por no dejarle ir a ver el partido, absolutamente A TODOS atendió Xabi Alonso hasta que pudo llegar a su localidad, un ejemplo de que la fama no tiene por qué hacerte perder la humildad.

El trasiego de la gente siguió ya en su localidad, que si una foto, que si un selfie, que si otro autógrafo y Xabi Alonso siguió en la misma dinámica que antes, solo interrumpida cuando el balón estaba en juego y veía el partido con una de sus hijas sentada en su rodilla.

Finalmente, vimos algo que tampoco suelen hacer los dichos VIP’s, mientras mucha gente ya se marchaba a su casa con minutos de antelación al final del encuentro, Xabi Alonso no se movió del asiento hasta el bocinazo final, solo entonces fue cuando se dispuso a marcharse y ya se pueden imaginar la que se volvió a liar, seguramente, de haber optado con irse tres minutos antes o de encontrarse en otro sitio más estratégico del Palacio, nadie le hubiera requerido nada, pero Xabi Alonso demostró que está hecho de otra pasta.

Nos encanta que gente del fútbol venga al baloncesto, pero ojalá todos vinieran como lo ha hecho hoy Xabi Alonso, aunque les haya parecido algo baladí, hoy ha hecho un poco más grande su absoluta leyenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies