La vuelta de Llull con las canciones de Leiva

Según las palabras de Laso, la vuelta a las pistas de Sergio Llull está cada vez más cerca. Han sido unos meses complicados para él, para sus compañeros y para los aficionados, pero va a llegar en el mejor momento. Te queremos de vuelta ya, Sergio.

En la previa del partido de Euroliga ante el Valencia, Pablo Laso hizo unas declaraciones que todos estábamos esperando. “Debemos pensar más en semanas o días”, decía el técnico sobre la ansiada vuelta de Llull. Además, ya le hemos podido ver entrenar con el resto del grupo, lo que hace aún más próximo su retorno. Son muchos meses echándole de menos en la pista. Necesitamos verle ya allí, donde Sergio se expresa como el mejor jugador de Europa.

Desde su lesión, tuve la necesidad de aprovechar el hueco que me da esta web para escribir unas líneas sobre lo importante que es la vuelta del mahonés para el madridismo en particular y para el baloncesto en general. Y no hay mejor manera de hacerlo que apoyándome en las canciones de uno de sus amigos confesos y gran referencia musical para todos.

Y es que somos afortunados de vivir en una época en la que tenemos la oportunidad de recordar lo ocurrido viendo vídeos en distintos portales de internet. Pues bien, recomiendo que os dediquéis, Aunque sea un rato, a escribir en el buscador de Youtube la palabra “Llull”. Podemos presenciar tres claros ejemplos de lo que significa este jugador para su equipo.

Una de las demostraciones nos sitúa en febrero del año 2014, cuando el Miedo se apodera del rostro de los jugadores del banquillo del Barcelona al presenciar desde tan Cerca una canasta propia de una película de Ciencia Ficción que daba la Copa del Rey al Real Madrid en el último segundo del torneo y abría cada Telediario al día siguiente.

Si seguimos repasando vídeos para refrescar la memoria, encontraremos los últimos minutos de un partido en La Fonteta en el que el Madrid perdía de 5 puntos a falta 1:10 para el final. Entonces la Electricidad que propone Llull con su juego decidió que era el momento de imponer su Medicina y ganar el partido. La necesidad de remontar un encuentro es la Pólvora que necesita el balear para mostrar su Mejor Versión y deleitar al aficionado madridista. Con un triple y una posterior penetración más rápida que el vuelo de las Palomas, empataba el partido a falta de 3,9 segundos. El Último Incendio que provocó aquel día lo recordareis todos. Una “mandarina” desde propio campo que cerraba el encuentro causando el Éxtasis de sus compañeros y una derrota Terriblemente Cruel para el valencianismo.

El último de los ejemplos que quiero señalar nos lleva hasta el partido entre el Real Madrid y Oklahoma City Thunder. Un Vis A Vis entre algunos de los mejores jugadores de Europa y la NBA, pero entre todos los Monstruos sobresalió Llull, el de siempre. Final del segundo cuarto, triple sobre la bocina. Final del tercer cuarto, triple sobre la bocina. Final del partido, cuando Las cuentas para empatar no salían, tiro libre errado de manera voluntaria de Nocioni, rebote y pase de Rudy y balón a Llull. Ya saben el desenlace. Triple sobre la bocina para forzar la prórroga y ganar el partido. Hay muchos jugadores capaces de anotar al final de un cuarto pero, seguramente, Nunca nadie será capaz de hacerlo tantas veces.



Estos son solo tres de los cientos de argumentos que tenemos para agradecer a Sergio Llull que no llevara el Vértigo de su juego hasta EE.UU. y siga siendo la sangre que corre por las venas del madridismo.

Sergio, no sé si leerás esto, pero necesitaba decirte que Hoy no me encuentro preparado para seguir esperando tu vuelta. Esos finales más emocionantes que un final de temporada de Breaking Bad que a ti te gusta resolver con la Eme de “mandarina” y que provocan, al igual que un gol de Ramos en el 92 o la tanda de Penaltis de la Undécima, una Hermosa Taquicardia porque siempre tienen final feliz, los necesitamos ya.

Te queda poco para dejar de seguir Sudando la tristeza de no poder jugar y que llegue La Llamada de Pablo Laso para una convocatoria. Hoy Tus Ojos empiezan a estar en llamas, olvidando las imágenes de espera al lado del banquillo con la Mirada Perdida por no poder ayudar a tus compañeros.

Ya sabes Sergio, iríamos a una tercera Guerra Mundial si nos lo pidieras, porque aquí tienes al madridismo para Todo lo que tú quieras.

Por último, dar las gracias a Leiva por estas maravillosas canciones. Y que no mueran nunca Los Cantantes.

ANÚNCIATE EN PLANETACB