Landesberg vuelve a darle una victoria a Estudiantes

Movistar Estudiantes se ha impuesto a Rosa Radom por 77-84 en cancha polaca tras una buena gestión de los minutos finales de partido gracias al acierto de Landesberg.

El Movistar Estudiantes se ha llevado la victoria de la cancha del Rosa Radom polaco por 77-84, lo cual supone la quinta victoria en la Basketball Champions League para los de Salva Maldonado. Un Landesberg siempre efectivo y un Brown especialmente acertado lideraban al conjunto estudiantil y hacían frente al empuje de Punter y Harrow.

Las cosas no empezaban especialmente bien en Polonia para los de Salva Maldonado. El conjunto local saltaba al parqué muy enchufado desde el primer minuto, y endosaba a Estudiantes un contundente parcial de salida, gracias, fundamentalmente, a su acierto desde más allá de 6’75. El entrenador estudiantil, consciente de que sus jugadores estaban sufriendo para entrar en el partido a nivel defensivo, optaba por parar la sangría y buscar alternativas. Ese tiempo muerto cambiaba la dinámica del choque y -¡por fin!- los estudiantiles lograban reencontrarse con su estilo de juego. A base de triples -y gracias a estar mucho más concentrados en el aspecto defensivo-, el marcador no tardó en mostrar una igualdad que perduraría durante prácticamente la totalidad del choque. Así, el primer cuarto concluía con un 25-23 que auguraba lo que deparaba en tierras polacas…

En el segundo parcial, los polacos lograban mantener el altísimo nivel de efectividad en los tiros de toda distancia -triples inclusive-, lo cual impedía a Estudiantes poder marcharse en el luminoso. Alec Brown, efectivo tanto bajo los aros como en la larga distancia, y Sylen Landesberg tiraban del carro de un conjunto estudiantil que supo aguantar el chaparrón del Rosa Radom en la primera mitad para marcharse al descanso con un ajustado 51-49.

El paso por el vestuario sirvió para campear el vendaval polaco, pues el conjunto local se mostró menos acertado desde más allá de 6’75 en la reanudación del choque. El partido, sin embargo, se había tornado en un intercambio de golpes y errores en ambos aros sin que ninguno lograse mandar con contundencia. En ese contexto, Estudiantes dio un paso adelante y endosó a su rival un parcial 0-13 que dejaba ver sus intenciones. Con Landesberg como líder -y aprovechando un tercer cuarto ofensivamente flojo del Rosa Random en comparación con el espectacular ritmo anotador de la primera parte-, Estudiantes se encaraba el último cuarto con una ventaja importante en el luminoso (63-72).

No obstante, esa ventaja pudo ser mayor si se hubiera evitado el arreón que el cuadro polaco dio al final del tercer cuarto y al principio del tercero. A base de ponerle ritmo al juego y, sobre todo, gracias a una inteligentísima defensa zonal, el conjunto local secaba a un Estudiantes que no dejaba de perder balones y de tomar malas decisiones ofensivas, tirando por la borda la ventaja gestada en el tercer cuarto. Pese a todo, los estudiantiles supieron gestionar de manera inteligente los últimos compases del choque, aferrándose a un Landesberg desatado para llevarse la victoria por un 77-84 final.