Las claves de la derrota de Unicaja ante Valencia que le dejan segundo de grupo

El Unicaja no ha podido imponerse a Valencia Basket en el Carpena (69 – 72), a pesar de situarse por encima durante todo el encuentro. El conjunto malagueño se conforma con una amarga segunda posición del Grupo G, y ya conoce a su rival en cuartos de final: el Alba de Berlín de Aito García Reneses.

Los de Casimiro salieron como un vendaval al inicio del partido y logró un parcial de 13-1 en el primer cuarto, que alimentó la esperanza de los malagueños que ya soñaban con la primera posición del grupo. Una tarea nada fácil ya que tenían que superar a un Valencia que estuvo más acertado en el último cuarto del partido.

El encuentro contó con sus luces y sus sombras, pero el Unicaja no bajó los brazos y dejó una imagen positiva ante la afición verde. Los factores que determinaron el encuentro fueron:

Poca continuidad anotadora de Jaime Fernández

El escolta madrileño solo sumó cuatro puntos en la segunda parte del partido. Fernández se fue al descanso con 22 de valoración tras una gran primera parte donde alcanzó 16 puntos, 1 rebote y 3 asistencias. Finalmente, se convirtió en el máximo anotador del partido con 2o puntos.

Defensa del Valencia 

El conjunto naranja solo permitió que locales anotaran 22 puntos en la segunda parte, y los dejó en 69 puntos. La actuación de Dubljevic, que finalizó el partido con 21 de valoración 8 rebotes y 15 puntos, fue más que respetable. Sin olvidar el liderazgo de Matt Thomas (18 puntos) que mantuvo el aliento en una combativa primera parte.

Pobre juego interior de Unicaja 

Solo 19 puntos de los 69 finales del Unicaja fueron anotados por sus jugadores interiores: Shermadini, Lessort y Okouo. Razón por la que Casemiro pudiera apostar por jugar con un solo interior, y cuatro jugadores exteriores en los segundos finales cuando iban uno abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *