Las claves del claro triunfo de Unicaja ante Gipuzkoa: cómo recuperarse de un varapalo europeo

foto: acb.com

Unicaja se impuso con facilidad a Gipuzkoa Basket (87-69) en un encuentro donde se disparó en el final. Los cajistas necesitaban hacer un partido reseñable ante su afición tras los abucheos recibidos en el culmen del encuentro de Eurocup contra el Alba de Berlín.

Aunque Unicaja fue superior durante todo el encuentro, los vascos no permitieron que estos se despegaran demasiado, y se pusieron por encima en el tercer cuarto por primera vez en el partido (46-48), lo que provocó el nerviosismo de la afición.Finalmente pese al susto, los malagueños se llevaron el partido con facilidad en la parte final tras un cuarto período donde hizo 27 puntos. Estos son los cuatro datos que han caracterizado el encuentro:

Roberts

El base fue la personalidad del encuentro. Lidero al equipo en anotación y dejó actuaciones como esta para cerrar la primera parte.

Roberts llevó el MVP del encuentro con 22 puntos, 3 rebotes, 6 asistencias y 28 de valoración. No se debe a un partido puntual dado que ya contra el Alba se hizo notar al hacerse con 20 de valoración y colocarse inmediatamente por debajo del jugador del partido, Giedraitis.

Unicaja superior en el juego interior

La comparativa en rebotes es bastante significativa: Unicaja se hizo con 37 rebotes frente a los 22 de Gipuzkoa. Un buen Shermadini con 15 puntos, 5 rebotes y 22 de valoración en tan solo 16:07 minutos, junto a un Carlos Suárez que fue el máximo rebotador del equipo con 7. Los números de Lessort en esta ocasión han sido más discretos con 9 puntos y 9 de valoración. Además, Casimiro a final del encuentro valoró positivamente la actuación de Dani Díez en defensa.

Los tiros libres

Unicaja tiene un problema en con los tiros libres, y particularmente Lessort, el jugador del momento. En el encuentro el equipo promedió un 68% de acierto, y habitualmente suele colocarse siempre por debajo del rival en esta faceta. En este caso, a pesar de vencer a Gipuzkoa por un margen de 18 puntos, los vascos fueron ligeramente superiores en tiros libres con un 70%. 

Dani Diez

Su entrada en el partido se produjo en el tercer cuarto. La afición se puso en pie desde el momento que se levantó a pedir el cambio. El madrileño se dejó la piel en los pocos minutos que estuvo en pista.  La prueba aquí, cuando se lanzaba a por balones imposibles:

 

El Carpena ovacionaba cada balón que tocaba y celebró sus canastas como victorias. Para el final del partido se hizo con 5 puntos -un 66% en tiros de campo- 5 rebotes y 12 de valoración en 12:14 minutos que estuvo en pista. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies