Las diez notas del Real Madrid – Olympiacos. De menos a más

El Real Madrid se llevó el triunfo ante el equipo griego de David Blatt y en el que fue de menos a más para llevarse la victoria por 80-69. Nosotros hemos sacado estas diez notas del partido.

Vamos con lo más destacado de este partido de pretemporada para el Real Madrid.

1) Las camisetas de la discordia. ¿De verdad a nadie se le ha ocurrido que Olympiacos en su camiseta tiene la parte blanca y el Real Madrid jugaba de blanco? Pues parece que no, y es que, en más de una ocasión, se creaba la confusión entre jugadores, detalles que no pueden pasar en un torneo de un nivel tan alto como este.

2) La vuelta de Ognjen Kuzmic. Tras la anécdota de las camisetas, no podemos dejar de resaltar la vuelta del jugador serbio a jugar un partido con el Real Madrid, evidentemente anda falto de ritmo y con esa sensación de volver a aprender muchas cosas, pero su regreso es algo para congratularnos de ello, en los diez minutos que jugó metió 2 puntos y cogió 5 rebotes mostrándose como ese muro que muy pronto volverá por sus fueros.

3) El descaro de Pantzar. Otro que vimos por primera vez en esta temporada en cancha fue Melwin Pantzar, evidentemente no vamos a estar hablando de lo joven que es para estar en este conjunto y cosas así, pero nos gustó su desparpajo teniendo a todo un Spanoulis delante al que defendió unas veces bien y otras no tanto, aunque nos dejó para el recuerdo un costa a costa que el sueco no culminó tras esquivar al griego con un golpe de cadera, señal de descaro absoluto.

4) Felipe Reyes sigue como el vino. También pudimos ver a Felipe Reyes que no viajó con el equipo a Burgos la semana pasada, manteniéndose inalterable como si ayer hubiera jugado el último partido de la pasada temporada, mostrándose decisivo cuando el equipo andaba un poco a la deriva con acciones decisivas en rebote de ataque, la única diferencia es que, como su entrenador, muestran una barba más poblada.



5) Llull ya empieza a meterlas. Su porcentaje no fue el más idóneo (3/10), pero al bueno de Sergi se le notó más “tranquilo” que en el último partido y sin esa ansiedad por anotar, sobre todo en la segunda parte, sus dos triples y una mejora defensiva nos muestran que el camino sigue adelante.

6) El efecto Tavares sigue inamovible. El caboverdiano acabó como el mejor del encuentro con 20 de valoración gracias a sus 12 puntos y 7 rebotes, pero sigue siendo la pesadilla dentro de la zona, este año, más asentado, con más confianza, puede ser una pieza indiscutible en el esquema Laso, algo similar a lo que puede ocurrir con un Trey Thompkins que acabó siendo el mejor anotador del partido con 14 puntos.

7) La juventud Garuba. Al joven de la cantera blanca le pudimos ver en momentos importantes del partido, en el segundo cuarto nos dejó atónitos con este tapón que le reproducimos y, en el último cuarto, con la chicha jugándose, no se mostró nervioso y mostrando una intensidad en el rebote que nos hace pensar que le veremos muchos entrenos junto a “los mayores”.

8) La buena forma física. El Olympiacos tenía muchas bajas pero el Madrid no iba tampoco mal (Campazzo, Ayón, Randolph, Yusta y Deck), sin embargo, en la segunda parte, el Madrid no tuvo prácticamente bajón físico mientras los griegos lo notaron demasiado, ahí mandamos el mérito al preparador físico Juan Trapero.

9) Vaya pareja. Poner en un quinteto a Prepelic-Carroll es como dar un par de pistolas a Bonnie & Clyde, menudo espectáculo de anotación nos dieron ambos en la última parte del partido, parece cuando se juntan dos jugones contra el equipo de los malos en el cole, un espectáculo que, de seguir así, promete espectáculo del bueno.

10) El Real Madrid tendrá la oportunidad de renovar su título del Costa del Sol, para ello le espera mañana Unicaja a las 20 horas, otra nueva pieza de toque en que, aparte del juego, se pondrá el trabajo físico de recuperación jugando dos partidos en menos de 24 horas, una prueba excelente para la Supercopa.

Mañana más y mejor.