Las diferentes varas para medir un compromiso con España

Dicen que el compromiso es una obligación contraída por una persona que se compromete o es comprometida a algo, esto, que parece tan sencillo y que debería estar en cualquier seleccionable por España, en esta ocasión y con vistas al próximo Mundial, la cosa ha cambiado.

¿Cómo se mide el compromiso de un jugador con defender a su país en un Mundial? Pregunta bastante difícil de comprender porque, quitando el romanticismo que supone oír el himno y la posibilidad de ganar una medalla, estamos hablando de gente superprofesionalizada, que cobra un pastizal en la mayoría de los casos y que, son conscientes de que una lesión puede dar al traste con esa aspiración de mejora de contrato o, en el peor de las situaciones, quedar en el dique seco una larga temporada.

Por eso, ejemplos como los de Sergio Llull, volviendo nuevamente a la selección tras sus dos años sin pisarla después de la gravísima lesión que sufrió con la elástica nacional, nos da un ejemplo de lo que es el compromiso con un grupo, algo que podemos hacer extensivo a Rudy Fernández, veterano de mil batallas, que solo faltó un verano para dar descanso a su maltrecha espalda y que ahora vuelve dispuesto a dar lo mejor de sí ante lo que puede ser su último año de contrato con el Madrid.

El compromiso también tiene su ejemplo con gente que, probablemente, nunca se imaginó ver en una preselección y que tenga posibilidades de ir a un Mundial, pero que este invento de las Ventanas FIBA le ha dado, al menos, una ligera oportunidad de representar a España, ahí tenemos a Pablo Aguilar, Quino Colom o Jaime Fernández por poner tres ejemplos, ellos dieron la cara cuando otros no lo hicieron y se merecen, al igual que otros que no están (por ejemplo Fran Vázquez), de tener la oportunidad cuando la cita importante llega.

Quizás, y digo solo quizás, el mayor ejemplo de compromiso con España lo haya podido dar Marc Gasol, un tío que acaba de ganar un anillo de la NBA, con una carga de partidos cada dos días, recién renovado su contrato con Raptors, en vez de descansar a sus 34 tacos, se coloca como líder indiscutible para afrontar el reto de luchar por un mundial y sabiendo que hay bajas más que significativas, pues coño, eso es para ponerle un monumento.

¿Y qué pasa con la falta de compromiso? Si avanzamos un paso nos encontramos con Sergio Rodríguez, al cual, pues miren, le vamos a entender, acaba una etapa importante en CSKA, busca equipo, siempre ha estado disponible y ahora, que hay bases de garantía para suplirle le podemos dar una excepción en el camino.

Sin embargo, con quién no podemos justificar de ninguna manera su ausencia es con Ibaka y Mirotic, el primero, con 29 años, en plena madurez deportiva, sin problemas de contrato y con todo lo que luchó la Federación para conseguirle esa plaza, renuncia a las primeras de cambio por pasarse un veranito al sol, ciertamente poco justificable.

A Ibaka se suma Nikola Mirotic, cuyo comunicado de disculpa fue una sarta de errores indescriptible, (cómo se puede decir que no puede ir “pese a la insistencia de Scariolo y Garbajosa», solo le faltó añadir que “vaya tíos más pesados”), con su contratazo recién firmado con el FC. Barcelona y aludiendo a unas lesiones de las que nadie se acuerde, esperemos que la FEB se replantee muy seriamente para cuando llegue el momento al que, ojalá lleguemos, de hacer la lista para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y recuerden esta falta de compromiso, algo que se merece un castigo sin duda alguna.

Finalmente, el último párrafo solo puede ir dedicado a Pau Gasol, alguien al que le va a doler no poder estar con España, un ejemplo de profesionalidad y dedicación absoluta que hasta el propio Scariolo se lo ha reconocido…”mataría por estar” y nosotros también mataríamos porque estuvieras, Pau.

Comienza el nuevo baile de la selección, seguramente con menos talento que en otros años, pero la ilusión no nos la va a quitar nadie, ni siquiera los que nos han mostrado esa falta de compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies