Historias 

Las fotos que nunca quiso Drazen Petrovic

Esta es la historia de una fotos que Miguel Ángel Forniés quiso entregarle a Drazen Petrovic y que el genio croata, jamás aceptó.

Algo empezó a cambiar en el baloncesto europeo durante la final del Mundobasket de Argentina en 1990, disputada en el monstruoso Luna Park. Yugoslavia, en su penúltima aparición en una gran cita internacional antes de que se desquebrajara en mil pedazos, se alzaba con el título al derrotar sin mayores problemas a la Unión Soviética por 92 – 75. Siempre han existido discusiones acerca de si aquella selección plavi ha sido uno de los mejores combinados nacionales de la historia europea que han pisado una cancha de baloncesto. Si echamos un vistazo a los integrantes de aquel equipazo, entre los que destacaban jugadores de la talla de Drazen Petrovic, Toni Kukoc y Vlade Divac entre otros, el debate está más que justificado.

Miguel Ángel Forniés y su cámara fotográfica, fueron testigos directos de las hazañas de Drazen y compañía en tierras bonaerenses. El prestigioso fotógrafo,  había tenido trato directo con el genio de Sibenik durante su andadura en la mejor liga del mundo, donde por ejemplo, en su etapa en New Jersey Nets, el genial jugador junto a su madre y su prometida, acompañaron a Forniés en su coche particular hasta el apartamento donde se hospedaba el catalán, en Greenwich Village.

Yugoslavia celebrando el título en el Mundobasket 1990. Foto de Miguel Ángel Forniés

Dos años después, durante la disputa de los Juegos Olímpicos de Barcelona, Miqui, con toda la buena intención del mundo, se disponía a regalarle a Drazen, con el que por cierto, tenía buena relación, varias de aquellas preciosas imágenes que había inmortalizado con su cámara en tierras argentinas. Pero cuál fue su sorpresa cuando, en el momento en que se disponía a entregárselas, Petrovic le respondió lo siguiente: “Gracias, no las quiero, yo soy croata, no yugoslavo”. Estas palabras se le quedaron grabadas al fotógrafo. Sin embargo y como el propio Miguel Ángel reconoce: “Drazen era un genio y respeté su decisión”.

Yugoslavia celebrando el título en el Mundobasket 1990. Foto de Miguel Ángel Forniés

Ésta y otras fascinantes historias vienen reflejadas en el  libro de Miguel Ángel Forniés, titulado: “Memorias vividas”, donde el autor hace un repaso a su polifacética carrera vinculada al mundo del basket. Por cierto, tendréis la ocasión si así lo deseáis, de ver a Forniés presentando su libro este fin de semana en el telediario de TVE.

 

Más información acerca de este libro 100% recomendable:

MEMORIAS VIVIDAS, por Miguel Ángel Forniés

Artículos Relacionados

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas