Basket FEB 

Las guerreras de Aragón en LF2 echan el cierre por falta de apoyos

Cuando todavía resuenan los ecos de la medalla de oro conseguida por la selección femenina en el Eurobasket, la realidad nos da de bruces una vez más cuando hablamos del deporte de nuestras jugadoras y asistimos a la desaparición de un club como es el CD. Antiguo Boscos de la Liga Femenina 2, las guerreras de Aragón.

El equipo Azulejos Moncayo Antiguo Boscos de LF2 no acabó mal la liga regular, concretamente en el puesto octavo del grupo B con un bagaje de 13 ganados y 13 partidos, una temporada más que correcta en un proyecto formado por un conjunto de jugadoras completamente de origen aragonés y absolutamente amateur.

Sin embargo, esos buenos resultados deportivos no han tenido su continuidad a la hora de que alguien apueste por un proyecto con visos de salir adelante y este lunes, el CD. Antiguo Boscos ha anunciado su imposibilidad de continuar un curso más ante los problemas económicos que hacen inviable seguir en la competición.

A pesar de los esfuerzos por conseguir vías alternativas para que el equipo pudiera seguir tras no continuar el patrocinio de Azulejos Moncayo, todo se ha ido al traste y atrás han quedado todas esas sesiones de entrenamiento, esos miles de kilómetros en la carretera, inclusive un robo y, en palabras de la web “Afición Heraldo” un equipo que no paró de progresar bajo las órdenes de su entrenador Javier Aladrén.

Nuestros respetos a todas esas jugadoras que a lo largo de las dos campañas han vestido su camiseta Celia Bandrés, Beatriz Bollullo, Paula Cabrera, Ainara Camino, Elena Cobos, Henar Fernández, Saray Garcés, Ana Hernando, Sofía Llera, Betania Simón, Laura Urgel, Patricia Vicente, Eva Lacort, Beatriz Royo y Marina Vilella.

Esto es solo un ejemplo de lo que pasa en el baloncesto femenino, desgraciadamente habrá muchos más ejemplos que iremos conociendo según avance el verano, pero no olvidemos que este equipo, por ejemplo, competía en la segunda división más importante (LF2), equivalente a LEB Oro y que las cargas que tiene que soportar un club hacen muchas veces inviable continuar.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir a la barra de herramientas