Las salidas de tono de la noche de concursos All-Star: Espectáculo en estado puro

El concurso de mates fue lo más destacado de una noche compuesta por tres eventos

Los Ángeles acogió anoche la segunda jornada de eventos del All-Star de 2o18 con los tres concursos del Sábado. La noche fue de menos a más y cerró con un concurso de mates lleno de emociones, homenajes y espectáculo.

Todo comenzaba con el concurso de habilidades, donde un equipo de 4 grandes se enfrentaba a 4 pequeños en eliminatorias individuales intergrupales, hasta alcanzar una final con un representante de cada combinado. Un concurso en el que le ganó el base de los Nets Spencer Dinwiddie al ala-pívot de los Bulls Markkanen, pero cuyo momento más destacado fue la semi de Markkanen con Embiid, donde el de los Sixers hizo trampa al no superar el reto de pase de pecho.

La fiesta continúo con el concurso de triples, cuya primera y descafeinada ronda nos dejó a Klay Thompson y Devin Booker como máximos anotadores con ‘tan solo’ 19 puntos. Tal fue el nivel que Paul George (9) tuvo una de las peores actuaciones jamás vista. Con el campeón de 2017, Eric Gordon, fuera de combate, Tobias Harris abría la final para quedarse lejos de la lucha entre los dos favoritos, que se llevaba Booker (28) ante Klay Thompson (25), batiendo el nuevo récord de anotación en la historia del torneo, aunque ligeramente por debajo del porcentaje de acierto de Kapono (para entonces el máximo eran 30, hizo 25).

Y, para finalizar, el concurso de mates, lo mejor sin duda de la noche. En una primera ronda en la que Oladipo se autoeliminó al no convertir su primer mate y Dennis Smith se quedó fuera aún teniendo un 50 en su segundo mate (y quizá el mejor de todos), Donovan Mitchell y Larry Nance Jr (premio a la originalidad y al homenaje a su padre) se iban a jugar el título en la final.

Aquí la, de nuevo, originalidad de Larry Nance Jr no bastó para superar los 98 puntos de Donovan Mitchell, campeón de 2018 por dos puntos de diferencia.

Foto: @NBA