LeBron James está matando a Los Angeles Lakers

LeBron James se encuentra en el ojo del huracán. Las constantes declaraciones en las derrotas dando toques de atención a sus compañeros y el caso de Anthony Davis ha llevado a el alero haya matado la química de equipo de Los Angeles Lakers.

Los Angeles Lakers parece que ha tocado fondo. Las opciones de playoffs se diluyen, porque, aunque la pelea por la séptima y octava posición de la Conferencia Oeste está siendo más barata de lo que se pensaba, la franquicia de California se encuentra en un pozo en caída liibre. Y en ese gran problema, todos los ojos apuntan a LeBron James.

Son tres las victorias que separan a Los Angeles Lakers de la octava posición, la última puerta (y la más difícil) para acceder a los playoffs. Para el 29-31 que lleva la franquicia de California, el 33-29 que marca San Antonio Spurs parece una quimera dada la situación que atraviesa el equipo.

Tras la última derrota ante Memphis Grizzlies, los focos han caído sobre LeBron James. Sus declaraciones post-partido pidiendo mayor concentración a sus compañeros han generado el debate de si realmente el alero ha matado la química que había dentro del equipo.

No es la primera vez que LeBron James arremete contra sus compañeros tras una derrota. Realmente, esa ha sido casi la tónica general de las 31 derrotas que lleva Los Angeles Lakers la presente temporada. Si a esta situación le sumas que el alero podría haber estado en medio del traspaso de Anthony Davis por el cual podrían haber salido muchos de sus compañeros, la bomba podría estar a punto de estallar.

Algo le pasa a Los Angeles Lakers, eso es obvio. Una plantilla como esta, con, posiblemente, el mejor jugador de la década y de la NBA actualmente, y un elenco de jóvenes con mucho talento no debería encontrarse en este charco. Se ha filtrado a través de un ejecutivo a Bleacher Report que la química del equipo está muerta por las diferentes actuaciones de LeBron James, ante los micrófonos como en el caso de Anthony Davis. Habrá que esperar para ver cómo reacciona la franquicia y el propio jugador para revertir la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *