Lo de Mirotic ya empieza a dar asco

Foto: @FCBBASKET

Durante años hemos escuchado las decenas de diferencias que existían en España entre el baloncesto y el fútbol. Una de ellas era el respeto en la grada y la deportividad con los rivales. Pero últimamente eso ha quedado apartado.

Todos conocemos cómo se atenta contra la libertad de los aficionados en algunos pabellones de la ACB. Y también que hay ciertos grupos de hinchas que viven anclados en el ultrasentimentalismo. Sin embargo, he de decir que en el baloncesto moderno español no había vivido nada como el ‘caso Mirotic’.

Desde la crítica constructiva, a los aficionados del Real Madrid se les está yendo de las manos. Han perdido el control. Han transformado una atmósfera infernal en un infierno mental. Porque está bien criticar, abuchear, torpedear y hacerle la vida imposible -en la pista- a un jugador por haberse marchado al eterno rival. Pero los límites del odio son como los de la libertad: acaban cuando se pone en peligro a otro.

La historia de Mirotic ha sido comparada con la de Tomic. Un jugador del Real Madrid que se va al Barcelona y que se convierte en toda una estrella en el club blaugrana. Mejor contrato, mejor actitud… Un cambio idílico. Y la reacción de la afición también: pitos, abucheos y un entorno atronador en el que cuesta jugar. Pues bien, ni Mirotic ha hecho lo que Tomic ni los medidores de repudio marcan mismos topes.

Si hubiera que poner en una balanza al peso para calcular una traición, lo de Tomic sería un kilo de plomo frente a un gramo de paja de Mirotic. El que se marchó para ganar más títulos, degradando a su antiguo club, no fue Mirotic. El que cambió directamente el Madrid por el Barça no fue Mirotic. El que ha hablado mal del Madrid no fue Mirotic. Pero el que está teniendo que aguantar un acoso y derribo sí. Y todo sin malas caras ni gestos alentadores del hispano-montenegrino.

Lo vivido en el Palacio de los Deportes este fin de semana es algo muy diferente al baloncesto. Porque el «Puta Barça», «Puto Estu» o «Puta ACB» pueden tener cabida en una grada puesto que forman parte de la habitual y tradicional queja de un aficionado. Pero un constante bombardeo de cánticos, pancartas y gritos a pocos metros de Mirotic calificándole de basura y rata traidora quizás sea olvidarse de que se ha pagado una entrada para vivir un deporte.

Se ha visto a la seguridad retirando pancartas. Y a la Policía Nacional pidiendo calma a un grupo de hinchas por sus insultos a pocos metros. Y a medio pabellón cantando al unísono «hijo de puta». ¡Qué mal cuando se personifica el rencor! Y lo peor: niños acompañados de sus padres mientras lanzaban una sacudida de cortes de manga.

Todos hemos visto como desde que se fue las muestras de cariño de Mirotic al Madrid eran mínimas. Y también hemos comprobado cómo su pasión pública y repentina por el Barça apesta a parafernalia para no quedarse en el limbo de las aficiones. Pero…

Lo de Mirotic ya empieza a dar asco. Vamos a parar a tiempo.

Aquí puedes leer la explicación posterior del autor a este artículo ante la polémica generada.

14 Comentarios en “Lo de Mirotic ya empieza a dar asco

  1. Totalmente de acuerdo, se le silva al presentarle y punto, los comentarios que se intuían al enfocar al graderío eran de vergüenza ajena.

  2. Lo que ha sufrido Mirotic es lo que el madrid sufre cada jornada que juega fuera, por que no os poneis tan exquisitos?
    Que tiene que oir el madrid en canchas de cataluña o vitoria? en este caso todo normal.
    No le queda a Mirotic nada….
    Te propongo una cosa, haz un seguimiento de las aficiones , todo este año, cuando jueguen contra el madrid. Dime a ver que les dicen o les cantan en barcelona , manresa, vitoria, valencia….

  3. Algo parecido vivió el hasta hace unos días entrenador de Serbia en el Palau cuando volvió con la camiseta Blanca y ganó una liga.

  4. Hasta lo que yo tengo entendido Tomic no se largo le largaron y lo de me coy al barcelona a ganar titulos es falso.

    Un articulo que trata defender lo indefendible, al mercenario Mirotic

  5. También silbaron en el concurso de triples al del Valencia… El problema es que tanto Madrid como Barsa van con camisetas de Cristiano y de Messi a los partidos de baloncesto. En el resto de canchas de España no pasa eso, pero a la prensa le importan una puta mierda…

  6. Estoy totalmente de acuerdo. Entendamos que son profesionales y el estatus que le ha dado el Barcelona a Mirotic no se lo puede dar el Madrid. Los pitos estarán; pero los madridistas deberían pensar que ganar al Barcelona de Mirotic (con la plantilla que ha hecho) es buena recompensa y que disfrutarán de partidazos dentro de cuatro meses. Y bueno algún pitido extra cuando tiré los tiros libres lo tiene que asumir.

  7. Totalmente, da el mismo asco que cuando en el Real Madrid, jugaba Djordjevic , no pudo celebrar el título de liga en el Palau Blaugrana.
    Los mismos pitos e insultos.

  8. Recordaros a los del barsa el caso Figo, (judasss, hijo de puta, lanzando cabezas de cerdo eso sí es buena imagen y aún se lo dices a alguno y se ríe……. Eso sí q es denigrante y la actitud de la afición dolida también q a ver si se Dan cuenta q esta gente como mirotic solo ven el dinero ahhh y por cierto en el bernabeu afición sabia ya se vio como aplaudían a iniesta, Ronaldinho, Messi, xavi, etc….. Cosa q en camp barsa nunca se verá eso.

  9. Que haya que aguantar esto, después de lo que ha pasado el Madrid en el Palau, que ni pudo celebrar un título allí, y no quiero nombrar otras afrentas, vergonzoso el artículo, pero vergonzoso de verdad, menos lecciones de falsa e hipócrita deportividad, y mas poner otros ejemplos. Lo que da asco es el doble rasero que utilizas, por cierto, se escucharon aplausos a Victor Claver, yo los escuché, pero eso se omite. a los que se os ve el odio de verdad es a los que solo largáis cuando está el Madrid por medio, pregúntales a los jugadores del Madrid y a su afición como les reciben en muchas canchas, hay que tener cara, eso si que da asco…

  10. Absolutamente en contra de todo lo que se ha dicho.
    Un mercenario, desagradecido, falso, mentiroso, pesetero que se merece todo eso y mucho más.
    Por no hablar de que es infinitamente más grave lo de Mirotic que Tomic.
    Tomic fue un descarte del Madrid, Tomic no fue canterano, Tomic nunca dijo ser madridista, Tomic no presumia de ser madridista ni dijo que jamás jugaría en el Barça.
    Tomic no se rió de la afición y el club que le ha dado todo.

    No se puede tener menos razón. Le tendrían que escupir por la calle

  11. ¿Por qué ahora si causa dolor lo de Mirotic y generar el odio en Barcelona contra el Estado español con los hijos delante no te ocasiona tanto problema? ¿Acaso las pancartas de Libertad Presos Políticos entran en el deporte? No seamos ventajistas.

    Y te equivocas de lleno, aun respetando tu opinión, lo de Mirotic es una traición tanto al equipo que le formó del que no ha dicho nada bueno y a su propia palabra. Y si sus declaraciones el sábado fueran para calmar los ánimos otro gallo hubiese cantado, pero no se puede tirar de ironía para describir lo ocurrido como él hizo.

    Y por último, Tomic es un segundón y salió porque no era de garantías como así se ha demostrado, más que el dolor por irse al Barca a ganar títulos. Se le pita por que tuvo la boca muy larga. Todos los madridistas que le ven jugando, agradecen que esté en Barcelona.

    PD:Mirotic no ha querido ir al mundial… Eso tiene algo que ver o no?

  12. ¿Sobre su actitud conciliadora en la entrevista del sábado «agradeciendo el apoyo de la grada» o su salida «al paso» en la presentación de la final incrementando la simpatía de la grada no se dice nada en el artículo?
    Mirotic ha vuelto a la ACB empujado por el espíritu Petrovic de una personalidad egocentrista. Busca el protagonismo que no encontró en la NBA, eso es lo que le ha empujado a volver. Y donde mejor que al eterno rival del club que le formó y del que renegó en la hemeroteca años atrás (eso tampoco lo ha sacado el «periodista» en su nota aclaratoria).
    Todo eso, sumado a la habitual rivalidad Madrid-Barsa y últimos episodios coperos de dudoso final, propició un ambiente no mucho más tenso que anteriores partidos donde el foco de los gritos eran el ganatítulos Tomic o el «meponeganarenMadrid» Oriola.
    En el artículo ni en la nota aclaratoria veo que se haga referencia a los aplausos a los mundialistas españoles aún vistiendo la camiseta del Barcelona, ni a los cientos de seguidores culés que se encontraban en el graderío, codo con codo con madridistas, y que tenían la libertad absoluta de celebrar cada acción de sus jugadores con gritos y jaleos, sin el mayor problema (no como en otras canchas que frecuenta el amigo «periodista»).
    No saquemos las cosas de lugar y tratemos de crear aún más polémica con artículos de opinión que hasta compañeros de medio de comunicación han tildado de memez

  13. Nunca entendí el odio hacia Tomic cuando realmente fue el Madrid el que le echó alegando falta de carácter y competitividad del croata (cosa que no ha demostrado en ocho años en Cataluña)

    Lo de Mirotic ha escocido, un jugador que ha estado desde los 15 hasta los 23 años en el Madrid…..pero en la grada hay que comportarse pitidos y 0 insultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies