Lo que Laso realmente odia del tema Trey Thompkins

Thompkins sigue sin entrar en los planes del Real Madrid y el tema de la falta de forma física ya no sirve de excusa, evidentemente hay más.

Pablo Laso no disimula a la hora de hablar de Trey Thompkins cuando le preguntan en rueda de prensa y espeta una frase con entonación lapidaria: “No está preparado para jugar” y, cuando se ahonda más en el tema, no duda en poner ejemplos significativos con nombres propios, algo que no suele ser habitual en el técnico vitoriano, “lo que le falta a Trey es algo que veo en otros jugadores, por ejemplo, ¿qué ves en Garuba, en Mickey, en Randolph, en Tavares? Y como yo decido los que juegan, pongo a los que mejor están”.

Ello me ha hecho bucear en la filosofía de Laso con un equipo y hemos encontrado unas declaraciones suyas de abril de 2018 donde explicaba perfectamente lo que “odia” (palabra literal usada por él) de un jugador y que os recordamos a continuación:

En el Real Madrid, intentamos transmitir, desde nuestra posición, el que nuestros jugadores sean capaces de ser mejor cada día y por ende, mejor al equipo.»

«Odio los jugadores que no quieren ser así, lo odio, sinceramente. Eso me ha pasado toda mi vida, como jugador y entrenador, quiero jugadores que quieran ser mejores, ahora tengo un grupo de jugadores que lo aceptan y quieren hacerlo, eso se lo transmitimos y ellos lo entienden, ellos mismos se empujan a ser mejores. Esa ambición y ese deseo por ser cada día mejor, para nosotros, en este club, es innegociable.»

Parece evidente que Thompkins ha cruzado esa línea y no hay otra explicación posible, de esa falta de interés en mejorar por el jugador norteamericano, encontramos razones para entender por qué no viaja con el equipo a pesar de no estar lesionado, como el Madrid ni siquiera le ha dado de alta en Euroliga cuando sí lo ha hecho con Mejri y como resulta indudable, tras un mes y medio de que el Madrid comenzara la temporada, de que no es solo una cuestión física, sino de interés puro y duro de ponerse al servicio del equipo.

Todos sabemos que Laso es un defensor a ultranza de sus jugadores, pero de todos aquellos que están dispuestos a dejarse hasta la última gota de intensidad en cada entrenamiento y en cada partido, en el caso de Thompkins, por ahora, parece ser que no es así y eso, como queda demostrado, es una cosa que Laso odia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *