Lo que no te enseñaron en TV del tercer día de Copa: banderas, piques con la prensa…

El tercer día de la Copa del Rey dejó a los dos favoritos en la final del torneo. El Real Madrid y el Barcelona se enfrentarán una vez más en la pelea por el título.

Pero hubo muchos más detalles que se escaparon a los ojos del aficionado. Tanto en la pista como en la posterior rueda de prensa, donde el técnico del Joventut fue el gran protagonista. E incluso en la puerta de vestuarios, donde un dirigente del Barcelona intentó calentar a la plantilla de Iberostar.

La gran pitada a Oriola

El jugador del Barcelona, junto a Ante Tomic, fue el más abucheado de toda la tarde. Ya sucedió en el primer día y se repitió en las semifinales. Bien por las tensiones que ha tenido con otros clubes, o incluso por su mala salida del Valencia Basket, cabe destacar que recibió gran rechazo desde la grada.

La expulsión de Vidorreta

El técnico de Tenerife se puso de rodillas y acabó siendo expulsado. La reacción en pista no era para menos. Lluvia de fotografías al entrenador y máxima atención para ver qué hacía al irse. Vidorreta, en un ejemplo de elegancia, apenas se inmutó durante su camino a los vestuarios. Acompañado de uno de los componentes del banquillo, Txus se marchó dando una lección.

Medio Unicaja viendo al Madrid

Los jugadores de Unicaja, pese a ser eliminados el primer día de la Copa del Rey, se han quedado en su mayoría en la capital. Carlos Suárez y Jaime Fernández, ambos con pasado en Estudiantes y el primero en el Real Madrid, se quedó para ver el encuentro. A ellos se sumó Granger, de Baskonia. Y, desde fuera, llegó un Quino Colom que se reencontró con algunos compañeros.

Guerra de banderas

Las consignas políticas han sido muy escasas en esta Copa del Rey. Sin embargo, desde la afición catalana ha habido ciertos momentos donde sí se ha intentado cambiar la temática de la cita. Si en el primer día los seguidores del Barcelona pedían libertad para los «presos políticos», en esta ocasión se cantó desde la grada de Badalona el «independencia». Pero, lo curioso, es que mientras se agitaba una estelada, otro grupo de aficionados verdinegros sacó la española.

El show de Duran

El técnico del Joventut criticó el arbitraje en rueda de prensa. Aunque en todo momento repitió que no estaba atacando a los colegiados, sus constantes referencias al «respeto» que le tenían a su equipo, o al «límite» que rozó el Real Madrid, hacía contradecir sus palabras. Ante los medios, atónitos por sus palabras, Duran sacó ese lado más tenso teniendo un pequeño pique con un periodista. Este se expresó equivocadamente y el entrenador de la Penya no le perdonó el error.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *