Lo que Randolph no entiende del Real Madrid de Pablo Laso

Tercer cuarto del partido jugado en Estambul y Anadolu Efes está dando un repaso a un Real Madrid sin ideas en ataque y con Randolph jugando posesiones sin ton ni son, lanzando cada balón que le llega mientras Trey Thompkins ya está en el banco de cambios para entrar por el esloveno-americano.

La tensión llega después del cambio, intercambio fuerte de palabras entre técnico y jugador con Ayón llevándose a Randolph lejos de “la batalla” dialéctica y, con cara de pocos amigos, se sienta en el banquillo no volviendo a pisar la cancha mientras sus compañeros hacen una remontada espectacular que acaba con la racha negativa del conjunto blanco de tres derrotas consecutivas y que así contamos en nuestro OjO Al Blanco.

La actitud de Randolph en los momentos anteriores al cambio no pasaron de recibo para nadie y menos para Pablo Laso, tremendamente apático en defensa, horrible lectura de ayudas defensivas y malas decisiones en ataque, en resumidas cuentas, volvimos a ver a ese Randolph que le condenó a no jugar prácticamente nada en la final de la liga ACB de la última campaña y que casi supone su defenestración en la casa blanca.

Hay un antes y un después en el bajón que ha experimentado Anthony Randolph en esta temporada y es la vuelta de Thompkins para competir en su puesto, ya que,  antes de que Trey se recuperara totalmente, Randolph se sentía en plena posesión del puesto de cuatro, estando integrado en el juego, con buenas decisiones ofensivas, con alguna laguna defensiva, cierto es, pero no al nivel que muestra ahora, en resumidas cuentas, se sentía con un papel parecido a aquel Lokomotiv del que vino.



¿Cuál es el problema de Randolph? Muy fácil,  no asume que esto es el Real Madrid y que aquí las estrellas se ponen al servicio del equipo, que la afición se empieza a cansar de verle esos mosqueos que le llevan al banquillo con alguna que otra patada a la publicidad  y que no parece dispuesto a soltar protagonismo dejando de ser el centro del ataque, algo que está agotando la paciencia de Pablo Laso, hoy un poquito más.

Randolph ha sido dado de baja en ACB, curiosamente antes del plazo que establece la competición doméstica (sábado a las 14 horas para los equipos que juegan en domingo) y solo le quedará la Euroliga para demostrar sus méritos, con el hándicap de que, la nacionalidad española de Ayón permite a Thompkins no depender del número de extracomunitarios, lo que aumenta exponencialmente la competitividad para ese puesto de cuatro y que ahora parece en posesión del americano no nacionalizado europeo.

Mientras tanto, el tiempo pasa y Laso tiene bien claro su pensamiento, “solo quiero jugadores que quieran crecer” y si eso no se cumple con Randolph, sus días en el Real Madrid ya están contados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies