Los campeones Warriors vencen en Houston y alcanzan las finales por 4º vez consecutiva

Cavs-Warriors vuelve a ser la final de la NBA por 4º año consecutivo

Los Warriors están en las finales de la NBA, lo lograron. La victoria 101-92 en Houston les da el definitivo 3-4 que les clasifica por 4º año consecutivo para la lucha por el anillo. Y no fue nada fácil, de hecho, fue prácticamente un calco del 6º encuentro disputado en Oakland hace dos días.

De nuevo con la ausencia por lesión de Chris Paul, el guión del choque fue muy similar en ambos encuentros. Una primera parte dominada por los de Houston, que gozaron de hasta 15 puntos de ventaja, pero pulverizada en el 3Q por el típico arreón de los Warriors tras el descanso, que pasaron de perder por 11 a ganar por 7 en 12 minutos. A partir de ahí, gestionaron el marcador para no sufrir más de la cuenta y llevarse la victoria definitiva.

Precisamente la clave estuvo en el triple, arma característica de este equipo. Con los Rockets (7/44 3FG) fallando hasta 27 triples de manera consecutiva (récord histórico NBA), los Warriors, liderados por un gran Curry (27+9+10+4, 7 triples) ante los problemas de faltas de Klay Thompson, voltearon el marcador en ese tercer cuarto que resultó ser clave. Kevin Durant (34+5+5) fue el máximo anotador del partido junto a James Harden (32+6+6+4). Ni entre Eric Gordon (23), Capela (20+9) ni Tucker (14+12) pudieron frenar el vendaval visitante y es que se echó de menos la aportación de Ariza (0 pts).

Los Warriors avanzan así a las finales que volverán a ser, por 4º vez consecutiva, frente a los Cavaliers. El jueves arrancará en Oakland la búsqueda del 2º título seguido para los Warriors (3º en 4 años) o la venganza de los Cavs por la derrota de 2017.

Foto: @NBAcom