Los cinco detalles de la victoria del Real Madrid ante Efes

El Real Madrid, con todo en contra, supo sacar fuerzas de flaqueza para poner el 2-1 en el marcador tras una agónica victoria por 80-76.

Estos fueron los detalles del partido.

1.- Pues no, Tavares no podía jugar, no era plan de arriesgar una lesión mayor que alejara del único objetivo que le queda ahora al Real Madrid, luchar por la ACB, a él se unió Felipe Reyes, junto al lesionado Randolph y a Vincent Poirier que, como bien sabéis, solo puede jugar la liga doméstica.

2.- El primer cuarto era un querer y no poder por ambos equipos, un Madrid que solo anotaba 5 puntos en los cuatro primeros minutos y con Efes sin meter ni un punto demostraba que el partido se conducía a unos derroteros que ríanse ustedes del Limoges de Bozidar Maljkovic, bajas anotaciones, muchos fallos, un Larkin que no anotaba nada de lo que tiraba y un Madrid timorato esperando que se desencadenara la tormenta turca, en resumen, un 15-15.

3.- Si esperaban algún tipo de reacción en el segundo cuarto, no se hagan ninguna ilusión a pesar de un par de espejismos comandandos por Sergio Llull con sendos triples o por Causeur que anotaba con solvencia, lo cierto es que la sensación de que el Efes era mucho más equipo se notaba en cosas tan básicas como era la eficiencia en el pase o solventar situaciones complicadas con una gran calidad individual ante un Madrid que bastante hacía con aguantar el tirón del segundo cuarto yendo «solo» diez abajo con 28-38 y con paupérrimos porcentajes de tiro.

4.- Querer y no poder era lo que nos quedaba por ver en el tercer cuarto, el Efes hacía amagos de irse y volver, todo desde un prisma que se movía en los diez puntos de desventaja para los blancos y con un Laso que se desgañitaba en el lateral gritando «muy bien, chaval» a cualquiera que fuera el jugador que hacía una jugada más o menos lógica de cara al aro, siendo independiente de que la pelota entrara o no, así estaba el tema cuando nos íbamos al último cuarto con ese 48-58 y con la misma sensación negativa de toda la serie, un equipo muy superior a otro.

5.- Competir hasta el final, eso fue lo que hizo el Madrid y pasó lo que nadie podía esperar, que Micic se dedicara a jugar 1×1 como si ya estuviera en la NBA y se olvidara de que en Europa esto es un juego colectivo y fue dando vida a un Madrid que no dejó de creer, hasta el punto de que siguió estirando el chicle y mientras Efes contemporizaba y contemporizaba, una reacción tremenda de los veteranos como Llull y Rudy nos dejó una remontada para el recuerdo y que lleva la serie al cuarto partido este jueves a las 21 horas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies