Los Clippers igualan la serie ante un tocado Doncic

Con el cuello muy dolorido, el esloveno no pudo evitar la derrota de los Mavs, que ceden el factor cancha, mientras los Suns también empatan su serie y los Lakers quedan en vilo por Davis, el Big 3 esta vez sí arrasa en Boston y Trae Young deja a los Knicks al borde de K.O.

Noche con eliminatorias que se voltean y con otras que casi quedan vistas para sentencia. Eso nos deparó la jornada del domingo en la que Los Angeles Clippers se llevaron el cuarto partido en Dallas (81 a 106) y ponen rumbo al Staples Center con empate a 2. Le pesaron y mucho a los Mavericks los problemas cervicales de Luka Doncic, ataviado incluso con cintas protectoras, que no pasó de los 19 puntos y firmó un 1/7 en triples y un negro 0/5 desde el tiro libre. Tampoco ayudo que la aportación colar de los dos primeros partidos haya desaparecido en estos dos duelos en tierras tejanas. Los 18 tantos de Kristaps Porzingis fueron de lo poco visible en ataque, quedándose en solo 4 Tim Hardaway Jr. y a 0 Maxi Kleber (0/7 en triples entre los dos). Y por supuesto, que los de en frente han espabilado. Tras verse contra las cueras, los Clippers cambiaron el chip y volvieron a ser más equipo. Como en el tercer duelo, anoche Kawhi Leonard (29+10 y 73% de acierto) y Paul George (20+9) comandaron, pero contaron con mucha ayuda, como los 15 tantos de Reggie Jackson, el 10+5 y 4 robos de Nico Batum, el 9+8 de Marcus Morris, o el 7+5+4 de Rajon Rondo.

Inverso sentimiento hay ahora en sus vecinos de los Lakers. Los campeones cedieron en casa ante los Suns por 92 a 100 y recuperan al factor cancha antes de regresar a Arizona con el 2-2. Fue un duelo marcado por la aparente recuperación de Chris Paul y por la lesión justo antes del descanso de Anthony Davis. El pívot se retiro a los vestuarios con gestos de dolor en la ingle y en la rodilla izquierda y no regresó. Sin él, la igualdad de la primera parte se diluyó con un 15 a 27 de los visitantes en el tercer cuarto que casi sentenció todo. Casi porque en el tremo final Los Lakers se acercaron hasta que un triple de Jae Crowder les mató a menos de dos minutos del final. Con 18 puntos y varias canastas decisivas, Chris Paul fue uno de los destacados, junto con el propio Crowder (17+7+4) y Deandre Ayton (14+17), que suplieron la floja noche de Devin Booker en el tiro (5/14), pese a sus 17+7+5. En los Lakers, LeBron James (25+12+6) hizo lo que pudo y la grata sorpresa fue el rendimiento de Marc Gasol en los 23 minutos que jugó, con un 12+8+3 y 3 tapones haciendo ver a Frank Vogel que Andre Drummond no es la mejor opción ante un equipo tan móvil como los Suns.

En el Este, vimos el triunfo de Brooklyn en Boston que deja la serie con 3-1 para unos Nets que esta vez sí conquistaron el Garden (126 a 141). Con el Big 3 rindiendo al máximo, los de Steve Nash fueron pisando el acelerador desde el segundo cuarto (ganado por 26 a 40) para ya no volver a mirar atrás. Kevin Durant (42 puntos y 70% de acierto), James Harden (23 puntos y hasta 18 asistencias) y un motivado Kyrie Irving (39+11), además de los 14 tantos con 4/4 en triples de Joe Harris sometieron a unos Celtics en los que Jayson Tatum (40+7+5) volvió a ponerse la capa, esta vez sin premio. La imagen fea de la jornada la vimos con el encuentro acabado cuando un aficionado lanzó una botella a Irving en la retirada de los jugadores a vestuarios, para posteriormente ser localizado y expulsado del mítico templo verde de por vida.

Antes, los Hawks volvieron a imponerse a los Knicks para dejar la serie 1-3 antes de regresar al Madison. Volvieron a ser muy superiores los de Nate McMillan, que en el tercer cuarto (35 a 22) dieron el tirón definitivo a un encuentro que acabó 113 a 96. El acierto exterior tuvo gran parte de culpa, pues los locales pasaron del 1/10 en triples inicial a acumular un 13/25 que enterró las esperanzas de los visitantes. Otra vez Trae Young fue protagonista con 27 puntos, seguido por los 22 puntos de John Collins y los 21 de Danilo Gallinari, además del 10+15 de Clint Capela y el 12+8+6 y dos robos del serbio Bogdan Bogdanovic. A esta actuación coral hay que sumarle otro mal partido de la estrella rival, Julius Randle. El ala-pívot empezó muy bien pero acabó con un 7/19 en el tiro pese a su estadística final de 23+10+7. Le acompañaron los 21 tantos de R.J. Barrett y los 18 de Derrick Rose, insuficientes para unos Knicks obligados a ganar en el Madison el miércoles.

Foto portada: nba.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies