Los Clippers y Kawhi mandan en Los Angeles

Leonard metió 35 puntos en la cuarta derrota seguida de unos Lakers que han perdido los dos partidos contra sus vecinos, en el único partido de una sorprendente jornada navideña que no fue una paliza

 

Triunfo de peso el que lograron Los Angeles Clippers ante los Lakers en el plato fuerte del ‘NBA Christmas Day‘. Esto supone la cuarta derrota consecutiva del aún líder del la Conferencia Oeste, que además ha perdido sus dos duelos contra el otro equipo de la ciudad (se vieron las caras en la jornada inaugural). Las cosas pintaban bien para ellos al descanso, rondando los 20 puntos de ventaja, pero en el tercer cuarto todo se igualó (parcial de 23 a 35). Kawhi Leonard fue el mejor con 35 putos y 12 rebotes aunque fue Patrick Beverley (8+9+4) quien protagonizó la jugada clave forzando una pérdida a LeBron James (23+9+10) cuanto los Lakers tenían bola para mandar el partido a la prórroga. El ’23’ estuvo muy fallón (9/24 y 2/12 en triples) pese a que al inicio del último cuarto se entonó y Anthony Davis se quedó en 24 tantos. En los Clippers al margen del partidazo de Kawhi, Paul George terminó con 17 puntos en una mala noche en el tiro (5/18) y además de Berveley, apareció desde el banquillo Montrezl Harrell (18+6).

Abría la jornada -a las 18h en España- un interesante Raptors-Celtics que se llevaron los visitantes en su primera victoria en Toronto en los últimos cuatro años. Fueron superiores desde el inicio y se aprovecharon de las tres bajas clave que siguen lastrando a los campeones: Marc Gasol, Paskal Siakam y Norman Powell. Jaylen Brown fue el mejor con 30 puntos y un casi perfecto 10 de 13 en el tiro y hasta cinco jugadores más de los Celtics acabaron con dobles figuras anotadoras. En los Raptors, el más destacado fue Fred VanVleet (27), y Serge Ibaka firmó un 12+8 en 23 minutos.

El otro duelo del Este tampoco tuvo la emoción esperada, pues los Sixers fueron un rodillo en su casa y aplastaron a los Bucks de un Giannis Antetokounmpo que terminó con un 18+14+7 muy errático (8/27 y 0/7 en triples) y con un dedo rival en el ojo. Joel Embiid fue el mejor de los locales mientras Ben Simmons acarició el triple-doble (15+7+14) en el 16º triunfo -por solo 2 derrotas- de los Sixers en su feudo.

El duelo más desigual de todos (cómo iba a prever la NBA la temporada de los Warriors cuando programó los partidos) resultó ser la gran sorpresa, ya que los ex campeones vencieron a Houston. James Harden (24+6+11) y Russell Westbrook (30+12+5) fueron insuficientes en un Chase Center en el que vibraron como unos aficionados más los lesionados Stephen Curry y Klay Thompson. El único superviviente de aquel equipo, Draymond Green, estuvo muy activo y terminó con un 20+11 siendo uno de los tres warriors que superaron la veintena en anotación.

La otra gran sorpresa fue la que cerró la noche, pues los Pelicans que hasta ayer solo habían ganado 8 partidos, vencieron en Denver con partidazo de Brandon Ingram. El ex de los Lakers metió 31 puntos con 7 triples de 9 intentos, siendo este un récord en la jornada navideña. De nada sirvieron los 23 de Nikola Jokic en un partido que no se rompió hasta los minutos finales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies